Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

Cómo captar clientes a tu taller

Cómo captar clientes a tu taller

Son tiempos complejos en la mayoría de sectores, tiempos en los que la oferta de productos supera a la demanda, tiempos en los que la rivalidad entre ofertantes es feroz y sin cuartel, desecándose en ocasiones catastróficas “guerras de precios”, con terribles consecuencias para TODAS las empresas involucradas.

Tradicionalmente, un taller tenía un área geográfica de influencia muy determinada, la gran mayoría de vecinos del barrio acudían al mismo taller. Era casi impensable que uno de estos vecinos se desplazase fuera del barrio en busca de otro taller, a menos fuese el taller de un familiar o amigo.

Por lo que bastaba con tener una fachada atractiva, con un rotulo grande que indicara claramente que se trataba de un taller, un punto de reparación de vehículos. Llamaremos a este tipo de talleres 1.0, ya que podríamos considerar esto como el primer paso para poder ser identificados, captando clientes geográficamente cercanos e incluso, si la primera impresión dada es suficientemente buena, llegar a captar personas que se encuentren de paso atraídas por el rotulo y la imagen.

 

Para que este tipo de taller sobreviva a lo largo del tiempo, es necesario por un lado, que el servicio ofrecido sea lo suficientemente bueno, fidelizando así a sus actuales clientes, haciendo que vuelvan, y estos a su vez lo recomienden a sus círculos, captando así nuevos clientes gracias al valiosísimo “boca a boca”. Por otro lado, la ubicación elegida para montar el taller ha de tener un gran volumen de clientes potenciales en sus cercanías, personas que tienen coche y se encuentran dentro de la “zona de influencia”, pudiendo llegar a requerir de los servicios del taller.

Si estos dos puntos anteriores no se cumplen a la perfección, muy probablemente el taller llegue a un punto de no crecimiento o incluso de decrecimiento. Esto se debe a que actualmente la gente está dispuesta a desplazarse fuera de su área geográfica, séase el barrio de San José, en busca de un mejor precio o un servicio añadido. He aquí donde entran en juego los talleres 2.0, talleres que hacen publicidad, atrayendo clientes al taller sin tan solo esperar a que pasen por ahí, ampliando así su área de influencia.

propaganda taller

 

La publicidad que realizan estos talleres suele estar ya algo segmentada, es decir, se anuncian en revistas o periódicos del sector, distribuyen panfletos por los parabrisas de los coches (lo entendemos como segmentación ya que son clientes potenciales, personas con vehículo propio) y realizan merchandising con el nombre o logo del taller (llaveros, ambientadores…) entre otras acciones de publicidad convencional. Este tipo de comunicación es idónea para alcanzar aquellos clientes sin presencia en Internet. Este tipo de acciones suelen ser bastante costosas, además de que su efectividad dependerá directamente del diseño y mensaje de la publicidad. “Si no te recuerdan, no existes”

Por último lugar, están los talleres 3.0, los cuales llevan a cabo marketing, propiamente segmentado. Utilizan las redes sociales para darse a conocer y realizar promociones, que alcanzaran principalmente a sus “seguidores”, los cuales podríamos definir como personas directamente interesadas en el funcionamiento del taller. Estos “seguidores” están dispuestos a subscribirse a “newsletters” para recibir información continua de la empresa y facilitar su correo electrónico para ser alcanzados por campañas de email marketing.

usuarios internet

La mayoría de esta última generación de talleres cuenta con una página web donde muestran todos sus productos y servicios, localización, datos de contacto y horarios de apertura. Para pertenecer a esta generación de talleres hay que realizar una inversión inicial que puede rondar los 1000 euros, en concepto de propiedad y diseño de la página.  No obstante, tras este primero desembolso, tendremos abierto un poderoso canal con el que los clientes podrán consultar nuestro catálogo con comodidad.

Entonces, ¿ cómo captar clientes a tu taller ? Como hemos visto, cada generación de talleres capta clientes (en mayor o menor medida) Pero si quieres gozar de un éxito considerable y sostenible en el tiempo has de seguir la siguiente fórmula: Taller 1.0 + Taller 2.0 + Taller 3.0 = Imagen atractiva del punto de venta + Publicidad + Marketing

Es importante recordar que la competencia es cada vez más intensa y los clientes tienen cada vez mayor capacidad de decidir. Esto nos obliga a SOLO ofrecer ventajas y beneficios al cliente, pensando siempre en su comodidad.

 

 

¿Has pensado llevar el coche al taller? Autingo es la primera plataforma que te permite calcular el mantenimiento y reparación de tu coche al instante y con precios cerrados. Además, te ofrecemos más de 30.000 talleres en España y su Garantía Autingo que garantiza el servicio de la reparación realizada por 2 años.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*