Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

El mítico Clio Maxi cumple 20 años

El mítico Clio Maxi cumple 20 años

Tras una evolución de fábrica el Clio Maxi pasó de ser un coche de carreras a uno comercial:

Los también llamados “Kit-car” fueron un asombroso resultado de una estrategia comercial de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) al querer lanzar de forma paralela un campeonato más modesto al de los todopoderosos del Mundial de Rallies con sus 4 x 4 turboalimentados. Los franceses sobre todo, aunque también la española SEAT, desarrollaron excelentes vehículos que se llevaron por tierra a las grandes marcas automovilísticas, en cuanto a asfalto firme se refiere. Son míticos los modelos del grupo PSA, así como este Clio que está cumpliendo ya 25 años. Eran autos con motor 2.0 de 16 válvulas, atmosféricos y tracción delantera que costaban apenas unos 120.000 euros, una fracción de los sofisticados monstruos del World Rally Car.

 

Clio Maxi

 

La marca del famoso rombo fabricó dos modelos bajo esta reglamentación, el primero de ellos en 1995, el Clio Maxi, al que el año siguiente sustituiría por el Maxi Mégane. Renault fabricó este coche para competir en Francia y Bélgica; además de comercializar algunas unidades para pilotos privados de otros países. En el motor, la reglamentación FIA, inicialmente, daba facilidades de admisión y dejaba libertad para utilizar piezas clave como bielas o pistones reforzados y aportar mayor compresión. Esto hizo posible el resultado es 250-270 CV de este Maxi, con un régimen de giro de 8 700 rpm. A diferencia de otros Kit Car que incorporaban ya el cambio secuencial, este “super Clio” del 95 lleva una caja en H, eso sí de relación cerrada y con un grupo bastante corto. Todo esto se unía a sus apenas 960 kg de peso para dispararlo hasta una velocidad punta de alrededor de 190 km/h.

La FIA, al ver estos resultados en asfalto firme, modificó algunas reglamentaciones para mantener el protagonismo de los turbo. Limitó la admisión y obligó a “engordar” unos 40 kg a todos los Kit-Car existentes, fijando su peso mínimo admisible en unos 1 000 kg.  Pero aun así en varias pruebas los kit-Car mantuvieron resultados superiores, por su mayor ligereza y otros beneficios de la tracción a dos ruedas en aspectos específicos. De esta serie de la marca del rombo se fabricaron apenas 50 unidades, las cuales fueron muy valoradas desde el principio. Este criterio se ha reforzado con el tiempo, a pesar de lo difícil y caro que resulta mantener en forma uno de estos maravillosos bólidos.

Anteriormente fue un coche manual Sadev de 6 velocidades o 6 velocidades RST Hewland caja de cambios secuencial (7 velocidades caja de cambios secuencial de Megane Maxi se pueden adaptar, pero no está homologado). Clio Maxi fue uno de los primeros, si no el primer coche de rally con caja de cambios secuencial.

Más coches se hicieron a partir de kits, y se venden directamente a los clientes.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*