Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

10 tips que todo conductor debe saber (I)

10 tips que todo conductor debe saber (I)

Un vehículo cada siete personas. Más de 1.200 millones de coches circulan actualmente en todo el mundo, según la OICA. Una cifra verdaderamente alarmante. ¿Imaginan que todos sufren una avería al mismo tiempo? El medio ambiente lo agradecería, eso seguro, pero muchos de nosotros sería una auténtica catástrofe. Para evitar que eso suceda y para ayudar a una conducción segura os traemos 10 tips básicos que todo conductor debería tener en cuenta a la hora de coger su coche. ¿Preparados?

Mantenimiento

Empezamos con los consejos fundamentales para un buen mantenimiento del vehículo, recordando siempre que lo primordial es visitar el taller de manera regular, cuestión en la que Autingo os puede ayudar a través de su plataforma para reservar cita online y con precio cerrado.

  • Comenzamos con lo básico para el correcto funcionamiento de tu vehículo:

    Revisa de manera regular los niveles de aceite, líquido de transmisión, refrigerante, frenos y dirección.
    Evita quedarte sin gasolina. ¡Cuando tengas la reserva acude a por combustible!
    ¿Hace cuánto no revisas la presión de tus neumáticos? Es importante.
    Lava con frecuencia tu coche para no acumular suciedad.
  • Ahora, vayamos con los consejos para que tus neumático siempre estén en buen estado:

    Revisa la presión de los neumáticos en frío. Será preciso para reducir la distancia de frenado y ahorrar en combustible.
    Comprueba que la banda de rodadura de tu neumático no sea inferior a 1,6 mm. Si es así, ¡corre a cambiarlas!
    Mantente al tanto del equilibrado de los neumáticos.
    Conduce sin superar los índices de carga y velocidad que se te indique en tus neumáticos.
    Examina habitualmente la geometría de suspensión y alineación del vehículo.
  • Otro de los elementos de vital importancia en el coche es el aceite. Pero, ¿cómo cambiarlo?

    Revisa el nivel de aceite cada mil kilómetros, hasta que la varilla de aceite o el luminoso del salpicadero te indique que debes cambiarlo.
    Vacía el aceite residual antes de echar el nuevo.
    Cerciórate que el aceite que vas a utilizar es el correcto, no todos son iguales.
    El aceite usado es altamente tóxico para el medio ambiente, por lo que te recomendamos que el cambio lo hagas en un punto limpio.
  • Y ahora que ya sabemos cómo tener nuestro coche a punto durante todo el año y con la llegada del invierno a la vuelta de la esquina… ¿cómo evitar que sufra el vehículo durante las heladas?

    Protege los limpiaparabrisas. Bastará con que pongas un tapón de corcho para evitar que los limpias estén en contacto con la luna.
    No rellenes de agua el circuito de refrigeración. Tampoco en el sistema del limpiaparabrisas, podrá congelarse y no habrá modo de usarlo. Vierte un producto específico.
    Si se congela la cerradura, utiliza agua caliente o alcohol para descongelar la zona.
    Evita que la luna se congele utilizando un parasol de aluminio o un simple cartón grueso.
    Para retirar el hielo de las lunas utiliza un rascador y pon antes la calefacción para que la interior se vaya calentando y, en caso de que ocurra, se desempañen las ventanas.
    Recarga tu batería al comienzo del frío si es necesario.

Conducción segura

Precisamente, por la llegada del invierno, las lluvias, las nevadas, etc. es primordial tener en cuenta algunos aspectos básicos para una conducción segura, por ti y por el resto de conductores.

  • Comencemos con lo más fácil… ¿qué debe tener mi kit de seguridad del coche?

    Gato, fundamental para levantar el coche.
    Atornillador.
    Pinzas.
    Juego de llaves inglesas.
    Extintor.
    Cables para pasar corriente.
    Rueda de repuesto.
    Triángulo de seguridad.
    Una linterna.
  • Una vez sabido esto, puede que vivas una ciudad en la que llueva mucho, si es tu caso, atención porque estas son las claves para conducir sin preocuparse de la lluvia:

    Comprueba que tanto las escobillas del parabrisas como los neumáticos se encuentren en perfecto estado.
    Aumenta la distancia de seguridad respecto al coche que tienes delante y no realices ningún movimiento brusco.
    Enciende las luces.
    Intenta evitar los charcos. Por tu seguridad y la del resto de vehículos.
    En caso de aquaplanning: no frenes, no aceleres, no gires; levanta el pie del acelerador y mantén la dirección firme.
  • Pero si en lugar de llover está nevando y necesitas usar cadenas… haz esto (¡recuerda siempre ponerlas en las ruedas tractoras!):

    No circules a más de 50 km/h.
    Evita los acelerones y las frenadas brucas.
    Si el tramo de nieve ya ha finalizado, es muy recomendable retirarlas.
    No olvides lavarlas y secarlas antes de guardarla. Evitarás que se estropeen debido a la sal.

¿Algún imprevisto?

Por último, terminamos este artículo con los consejos que todo el mundo querría tener a mano cuando sufre una avería. ¡Ahora es posible con Blog Autingo!

  • Lo primero de todo, la importancia de pasar la ITV sin problemas (algo difícil para muchos):

    No olvides la documentación, necesitarás la Tarjeta de la ITV y el Permiso de Circulación.
    Pide cita previa.
    Lleva el coche limpio. Cuanto más limpio esté por dentro y por fuera, mejor.
    Revisa los parabrisas. Es un fallo en el que muchos caemos.
    Antes de ir revisa bien el vehículo. Por dentro y por fuera.
    ¡Atención al alumbrado!
    Los retrovisores. Deben estar bien sujetos y en buen estado.
    Las ruedas deben coincidir con las que aparecen como homologadas en la ficha técnica. Igualmente, no olvides revisar la profundidad del dibujo, que nunca debe ser inferior a 1,6 mm.
    Los paragolpes que no presenten bordes cortantes.
    Revisa también que las matrículas se ven correctamente.
  • Ahora entremos en materia… ¿sufres con frecuencia averías y no sabes bien cómo actuar en la carretera?

    Detén el vehículo en el arcén y actúa con tranquilidad. En caso de no tener arcén, sitúa el coche lo más cerca de la derecha posible y evitando curvas.
    Acciona las luces de emergencia.
    Es imprescindible que te coloques el chaleco reflectante para evitar cualquier incidente.
    Coloca los triángulos de seguridad a unos 50 metros de tu coche. Si la calzada es de doble sentido, también deberás colocar un triángulo por delante.
    Llama a la grúa y mantente siempre fuera de la calzada
  • Y por último, algo muy socorrido y frecuente: ¿cómo cambio una rueda pinchada?

    Detén el vehículo en un lugar seguro. Coloca los triángulos de seguridad y ponte el chaleco.
    Afloja las tuercas y utiliza el tornillo antirrobo, en caso de que sea necesario. Si tiene tapacubos habrá que retirarlo previamente.
    Coloca el gato en el sitio apropiado y levanta el vehículo hasta que la rueda pinchada no toque el suelo.
    Quita todos los tornillos y saca la rueda.
    Coloca la rueda de repuesto y a continuación pon los tornillos y apriétalos con la mano.
    Por último, baja el vehículo con el gato hasta que la rueda de repuesto toque suelo y aprieta los tornillos en su totalidad con la llave.

Desde Autingo esperamos que estos diez consejos os sean de gran utilidad para tener siempre vuestro coche a punto.

¿Has pensado llevar el coche al taller? Autingo es la primera plataforma que te permite calcular el mantenimiento y reparación de tu coche al instante y con precios cerrados. Además, te ofrecemos más de 30.000 talleres en España y su Garantía Autingo que garantiza el servicio de la reparación realizada por 2 años.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*