Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

¿Cómo debo tratar mi coche nuevo?

¿Cómo debo tratar mi coche nuevo?

El año 2017 se ha cerrado con más de 1.300.000 vehículos comercializados en el territorio español, lo que supone el incremento de más de un 8% respecto al año anterior. Son muchos los coches nuevos que salen de concesionarios listos para ser los mejores amigos de muchos de nosotros. A partir de ese momento, pasaremos mucho tiempo con él (en ocasiones más de lo esperado), cantaremos canciones en él, haremos viajes inolvidables a bordo, compartiremos confidencias, reflexionaremos mientras conducimos… Todas estas cosas sucederán, seguramente, en ese coche, tu nuevo coche. Ese coche que tratarás como si fuera un hijo, al que le cogerás incluso cariño por todo lo que te va a reportar.

Y por ello, por ese cariño que te unirá a él, es tan importante cuidar de él. Tenerlo siempre a punto, lavarlo por dentro y por fuera cuando sea necesario, no fumar en él, llevarlo limpio y con ambientador… pero todas estos puntos son los superficiales. Los aspectos que se ven, que puedes apreciar tú y cualquier persona que suba a él. Pero, ¿qué hay de los que no se pueden ver a simple vista? ¿qué hay del cuidado interno? Autingo siempre podrá ayudarte en caso de fallo pero… antes de que esto ocurra también queremos hacerlo. 

Cabe recordar que las primeras revisiones de mantenimiento son muy importantes y las que tienen lugar entre los 10.000 y 50.000 kilómetros consisten, sobre todo, en la revisión de los puntos básicos, cambio de líquidos y filtros. Para los coches que lleven recorrida esta distancia, el coste de su mantenimiento rondará los 220 euros. Una buena manera de saber que estás pagando lo justo por este servicio es hacerlo a través de Autingo, donde puedes reservar tu cita en el taller y saber al instante el precio, además de poder efectuar el pago en la misma plataforma.

Sigue nuestros consejos, tu coche lo agradecerá

Para ello, hemos preparado unos consejos básicos que debes tener muy en cuenta si quieres saber cómo tratar bien a tu coche nuevo. De esta manera, tu seguridad aumentará y alargarás la vida del mismo. Uno de los consejos más extendidos cuando compras un coche es que se respete el periodo de rodaje del coche, que pasa por no forzar demasiado el motor en los primeros 1.000-3.000 kilómetros. Así, la maquinaria nueva terminará de ajustarse y los cilindros quedarán limpios de posibles impurezas.

Uno de los vicios que suelen ser más comunes al comprar un automóvil bueno es querer comprobar si es realmente rápido. ¿Cómo? Pisando a fondo el acelerador. Pero esta práctica es totalmente desaconsejable ya que puede hacer que los pistones se desplacen demasiado rápido por los cilindros y extiendan las posibles imperfecciones por las paredes del motor. Esto, como es de esperar, puede ocasionar problemas a largo plazo. Además, cabe recordar que el exceso de velocidad es delito, por tanto mejor no acelerar a todo gas.

A veces, también tendemos a revolucionar mucho el coche. Esto se debe evitar a toda costa, durante el periodo de rodaje es mejor no superar la línea roja de las revoluciones y quedarse siempre por debajo de la zona del tacómetro.

Cada vez más, sobre todo en los coches nuevos, se dispone del control de crucero. Un sistema que te mantiene la misma velocidad durante un trayecto. Muchos conductores lo utilizan en viajes largos y por carretera, para llevar la velocidad constante sin pasarse de lo permitido. Pero durante el periodo de rodaje es mejor evitarlo, ya que el hecho de que mantenga el motor a unas revoluciones permanentes puede ocasionar problemas.

No lo utilices para todo

Otra de las prácticas habituales cuando se tiene coche nuevo, sobre todo si es el primero, es utilizarlo absolutamente para todo, incluso para ir a comprar el pan. Pero muy a nuestro a pesar, debemos comunicaros que no deberíais hacer esto. Es desaconsejable viajar distancias muy cortas ya que durante el periodo de rodaje es importante que el coche alcance la temperatura de servicio mientras está funcionando. Esto evitará daños permanentes en el motor.

Por otro lado, muchos conductores aprovechan para estrenar el vehículo yéndose de vacaciones. Y no sólo eso, además tienen pensado remolcar algo. Pues esto está mal ya que llevar un remolque aumenta la carga del coche. Si el coche tiene que mover más peso, el motor va a necesitar más gas, y que como recordaréis este es el primer consejo a evitar que os hemos dado.

No obstante, cabe recordar que estos son sólo algunos consejos básicos que mejorarán la vida de tu vehículo pero que, sabemos, no será eterna. Pero, ¿por qué no intentarlo?

¿Has pensado llevar el coche al taller?

Autingo es la primera app que te permite calcular el mantenimiento y reparación de tu coche al instante y con precios cerrados. Además, te ofrecemos más de 30.000 talleres en España y su Garantía Autingo que garantiza el servicio de la reparación realizada por 2 años.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*