Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

Errores comunes de padres y madres en el coche

Errores comunes de padres y madres en el coche

El 1 de junio se celebra el Día Mundial de las Madres y los Padres. Un día que, probablemente, haya gente que lo desconozca. El 1 de junio significa muchas cosas para todos: el verdadero comienzo del verano, el inicio del mes en el que terminan los exámenes, el mes que da el pistoletazo de salida a los festivales, el mes para estrenar sandalias y pantalones cortos… Pero si estáis descubriendo ahora esta conmemoración, está genial añadir a vuestro calendario particular esta fecha. ¿Por qué? Porque las madres y los padres son lo más importante que tenemos día a día y, casi con toda seguridad, los únicos que no fallarán. Por eso, es importante que tengan un día conjunto, además de sus respectivos individuales.

Desde que nacemos, tanto las madres como los padres experimentan un gran cambio en la vida: comienzan a ser más felices, todo lo que tienen lo destinan a “su personita”, aprenden cosas nuevas cada día, intentan mejorar continuamente para dar lo mejor de sí mismos. Poco a poco se convierten en la columna vertebral de quien tienen al lado. No obstante, aunque son nuestros superhéroes y –casi– perfectos… hay ciertas cosas que deberían tener en cuenta, por ejemplo, a la hora de ir en el coche con niños. Posiblemente, haya cosas que pasen por alto porque cuidan otras, pero cierto es que existen algunos errores comunes que padres y madres cometen al volante cuando viajan con niños. Desde Autingo queremos cuidar de las familias y fomentar una mejor conducción, por ello os traemos algunos de los despistes que no se deberían pasar por alto por el bien de todos.

¿Quieres saber los errores más comunes de padres y madres al volante?

  • No llevar el Sistema de Retención Infantil (SRI)

La sillita. Este es, quizás, el peor error que se puede cometer, ya que puede tener terribles consecuencias para todos. Por lo general, caemos en la manía de pensar que al ser un trayecto corto no es necesario que los niños ocupen la sillita, pero lo cierto es que es de uso obligatorio para todos los niños de hasta 12 años o con una estatura igual o interior a 1,35 metros. Hace apenas unos meses, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil afirmó que durante una campaña de sensibilización detectó, en siete días, a 161 menores de edad sin usar el SRI. Además, los últimos datos recogidos indican que el 44% de los niños fallecidos en las carreteras no llevaban la sillita.

Lo correcto es utilizar siempre la sillita para los niños que viajen en coche, y que esta esté bien anclada y asegurada con el arnés. La sillita debe ser acorde al peso y a la estatura del menor. Además, siempre debe ser en el asiento trasero, nunca en el delantero.

  • Hacer otras cosas además de conducir

Otro de los errores frecuentes que muchos padres y madres reconocerán es el de intentar entretener a los niños por todos los medios. Ya sea porque comienzan a discutir entre ellos, porque están cansados o porque se aburren… no es recomendable que el conductor pierda la vista de la carretera para intentar contentarlos. Lo ideal es viajar con otro adulto como copiloto para que sea él quien mantenga el orden con los niños y así poder conducir con todos los sentidos.

Pequeños despistes como girarse para pedir silencio pueden ser fatales al conducir a mucha velocidad por carretera. Por supuesto, ni hablamos de tratar de alcanzarles algún juguete o juego que se tenga en la guantera o en cualquier otro compartimento del coche que obligue a retirar la vista de la calzada.

  • No pasar revisión al coche

Este es un error muy común que no sólo afecta a los niños, también al resto de ocupantes del vehículo. No arreglar pequeños fallos, no pasar la revisión o no realizar el mantenimiento a tu coche cuando es necesario puede que luego pase factura. Viajar con el coche sin que esté en óptimas condiciones pone en riesgo la vida del resto de conductores y, sobre todo, de los niños y demás ocupantes que viajen en el coche.

Lo que deberían hacer todos los conductores es asegurarse de que el coche se encuentra en plena forma, ¿cómo? Acudiendo al taller con regularidad. Existen plataformas como Autingo que hace más fácil y cómodo este trámite, ya que se puede solicitar la cita en el taller a través de la web e incluso se puede pedir que ellos mismos se encarguen de ir a buscar tu coche y llevarlo al taller. Por tanto, no hay excusas de falta de tiempo o de organización.

  • No quitar el abrigo a los niños durante el viaje

Esto suele ocurrir en los trayectos cortos. Para ahorrar tiempo muchos piensan que no hace falta quitarles el abrigo a los niños, ya que bajarán del coche en contado minutos. Pero esto es un error, ya que el arnés de la silla homologada no se agarra correctamente al cuerpo puesto que el abrigo ocupa un espacio que solo es aire (especialmente si el abrigo es un plumas). Esto en caso de choque frontal puede ser fatal ya que al no estar lo suficientemente sujeto probablemente el arnés no ejerza bien su función.

Lo mismo ocurre con el cinturón de seguridad. Lo correcto es conducir sin abrigo y que ninguno de los ocupantes lo lleven. Además, sobra decir que el uso del cinturón de seguridad para todos los trayectos es obligatorio.

  • Conducir con cansancio o utilizar el teléfono

Y por último, dos clásicos que probablemente la gran mayoría de los conductores admitan que han hecho alguna vez: conducir con cansancio o utilizar el móvil. Conducir sin tener plenas facultades en ello aumenta notablemente el riesgo de accidente, y conducir con cansancio y con niños (cansados) todavía más. Lo mejor para emprender un viaje con niños es hacerlo bien descansado, ya que la conducción en sí es bastante tediosa. Por ello se debe parar cada dos horas de trayecto para reponer fuerzas, hidratarse y estirar las piernas.

Y utilizar el teléfono móvil es un hábito aun hoy. De hecho, según los últimos datos de la DGT, seis de cada diez denuncias que se hacen al volante son por usar el teléfono. Un dato alarmante ya que, por ejemplo escribir un WhatsApp multiplica casi en un 25% la posibilidad de accidente.

Estos son sólo algunos de los errores comunes que muchos padres y madres cometen al volante mientras conducen con niños. Por ello, para conmemorar su día compárteles este artículo a tus conocidos que hayan sido padres recientemente para que se pongan manos a la obra en cuanto a las medidas de seguridad en la conducción.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*