Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

¿Por qué no funciona el aire acondicionado de mi coche?

¿Por qué no funciona el aire acondicionado de mi coche?

El verano no nos da tregua. Llevamos unas semanas con calor intenso, olas de calor y con temperaturas alarmantes. Cualquier movimiento físico bajo este sol es totalmente un deporte de riesgo. Lo único que funciona es beber mucha agua, muchas bebidas refrescantes y, por supuesto, estar dentro del agua todo el día. Si estás en la playa o en la piscina, esto último es fácil, pero si eres de los que están trabajando… el aire acondicionado es tu aliado.

Precisamente este es el tema que trataremos hoy en #BlogAutingo, el aire acondicionado. Es ese gran aliado en cualquier lugar, en casa, en la oficina, en restaurantes, tiendas y, por supuesto, en el coche. Sobre todo ahí. Entrar al coche en verano después de unas horas en la calle es, cuanto menos, un ejercicio de valor. Puede que se asemeje más al infierno que a un vehículo. Por eso, encontramos consuelo y alivio en él, en el aire acondicionado que ponemos en marcha y nos cura todos los males (y sudores). Viajar con él activado es lo mejor para no estar incómodo y para así evitar llevar las ventanillas bajadas (muy molesto sobre todo en carretera).

Pero claro, ¿qué ocurre si el aire acondicionado se estropea? Nos llevamos las manos a la cabeza, lloramos, nos resentimos… pero la mejor idea es repararlo. Con Autingo puedes hacerlo en el taller que desees, cuando tú quieras y de manera fácil. Además, sabiendo el precio desde un primer momento. Y claro, te preguntarás, ¿qué le ocurre y por qué no funciona? 

Hay dos tipos de problemas que puedes experimentar con el aire acondicionado del automóvil. Cada uno tendrá diferentes síntomas y diferentes soluciones. Uno es que el aire acondicionado no sople aire frío o que sople aire caliente. El otro es que directamente no salga aire.

Si bien hay una variedad de razones por las que el aire acondicionado del coche podría no funcionar con el máximo rendimiento, las más comunes son una fuga de refrigerante o un problema con el compresor de aire acondicionado. Cada uno de estos puede hacer que el aire acondicionado sople caliente en lugar de aire frío.

Fuga de refrigerante

El aire acondicionado usa refrigerante, un líquido diseñado para evaporarse a baja temperatura, para enfriar el aire antes de que salga por las rejillas de ventilación. Si ese refrigerante se escapa de algún lugar del sistema, será menos efectivo para enfriar el aire antes de que salga de los respiraderos. Una fuga como esta puede ser el resultado de un componente defectuoso dentro del sistema, como el compresor, el evaporador o las mangueras. O bien, puede ser un signo de edad si tu coche es viejo, ya que las piezas y las mangueras usan sellos de goma que tienden a desgastarse con el tiempo, causando que el refrigerante se escape.

¿Cómo compruebo si hay fuga de refrigerante?

Una forma de verificar esto es escuchando el compresor de aire acondicionado. Deberías escuchar un clic audible desde el área del motor cuando se enciende el aire. Este es el acoplamiento del embrague del compresor, que permite que el compresor funcione. Cuando un sistema tiene poco refrigerante, el compresor se encenderá y apagará frecuentemente. Si el sistema es muy bajo, el compresor no se encenderá en absoluto.

Para encontrar dicha fuga deberás:

  • Primeramente detectar el silbido que hemos indicado.
  • Tras ello, busca residuos de aceite alrededor de las mangueras del aire acondicionado.
  • Inspecciona el condensador por si ha sufrido daños de algún tipo.
  • Usa una luz infrarroja para detectar el tinte ultravioleta en el refrigerante, si se agregó previamente.

Problemas con el compresor

El otro motivo más común es este, que sufras algún tipo de problema en el compresor, que es una parte fundamental en el sistema del a/c. Este es el encargado de mover el refrigerante a través del sistema y comprimir el gas refrigerante de baja presión en gas refrigerante a alta presión antes de pasarlo al condensador de a/c. Por tanto, si el compresor falla significa que el refrigerante ya no se puede mover de manera confiable a través del sistema, por lo que el aire que sopla a través de las rejillas de ventilación no se puede enfriar.

Para que el sistema del aire acondicionado funcione el compresor debe encenderse. Por tanto, la correa del compresor y el circuito eléctrico del compresor deben estar en buenas condiciones. Si el problema no está en la fuente de alimentación, podría estar en:

  • Cableado o fusible defectuoso.
  • Que esté mal el interruptor de presión.
  • Que esté mal el módulo de control.
  • Que no se hayan cumplido con los criterios de operación del a/c: baja presión de refrigerante, temperatura exterior demasiado baja, alta presión de refrigerante.

Lo ideal es que si notas cualquier problema con el aire acondicionado de tu coche es que lo lleves al taller para que un mecánico te cuente que le ocurre y, de este modo, poder arreglarlo y no conducir sin él en esta época, ya que puede ser muy peligroso. Autingo te ayuda a no pasar calor

Nuevo llamado a la acción

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*