Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

Día Internacional de la Educación Vial: repasamos las normas básicas

Día Internacional de la Educación Vial: repasamos las normas básicas

Mañana 5 de octubre se celebra el Día Internacional de la Educación Vial, una conmemoración que lejos de ser insignificante se ha convertido –cada vez más– en necesaria. Este día tiene su origen en la necesidad de enseñar y mostrar a la población las consecuencias graves de ser malos conductores o malos peatones, de las sanciones que pueden acarrear nuestras acciones de la ciudad, etc.

Es frecuente que tanto conductores como peatones infrinjamos normas básicas de seguridad vial, lo que puede tener terribles consecuencias en el peor de los casos. Por ello, desde los colegios se debe educar y enseñar estas premisas con las que se debe empatizar y crecer en consonancia. Educando desde niño a un buen peatón, tendremos en el futuro un conductor que respete las normas y conduzca de manera prudente. Cabe recordar, que la seguridad vial no hace referencia únicamente a nuestro comportamiento con el tráfico, sino con todo lo urbano. En Autingo queremos fomentar esto y concienciar a los lectores a seguir las normas básicas y a, por supuesto, enseñarlas a sus hijos –ya que ellos tal vez no nos lean todavía–. Por eso, hoy comentamos una serie de reglas que no debemos olvidar.

Educando a los más pequeños

Uno de los aspectos más importantes es educarnos como buenos ciudadanos, y si lo hacemos desde que somos niños tendremos ventaja. Algunas de las normas básicas son:

  • El uso correcto y no destructivo del mobiliario urbano. Es importante utilizar lo que nos rodea bien y no realizar actos que puedan dañarlo.
  • Un buen ciudadano ayuda a las personas que lo necesitan a la hora de cruzar un semáforo, subir al autobús, etc.
  • Ceder el asiento de los medios de transporte a las embarazadas, personas mayores o cualquier personas necesitada. Esta es una de las cosas que más suele olvidarse pero es importante para ellos poder descansar, sobre todo si son trayectos largos.
  • Recoger los excrementos de nuestra mascota. Además, en muchas ciudades ya se ha puesto a disposición pública el uso de las bolsitas con las que recogerlos, por lo tanto ya no hay excusa.
  • Cruzar las calles por los lugares adecuados y habilitados para ello. De esta manera, evitamos poner en peligro nuestra vida y la de cualquier conductor que no espere tu paso inadecuado.
  • Tirar en las papeleras lo que no queramos o no necesitemos en vez de al suelo. Una ciudad más limpia es una ciudad más confortable.
  • Si vamos en coche no tocar claxon sin necesidad para evitar la contaminación acústica. Además, como sabéis, puede que os multen por tocarlo sin justificación. Así que mejor no abusar.
  • Tanto como viandante como conductor, es importante habilitar el paso de ambulancias, policía, bomberos, etc.

¿Y como conductores?

En cuanto a la seguridad vial que los conductores deben tener en cuenta también hay una serie de conductas básicas que no deben perderse de vista además de las anteriormente mencionadas. Te recordamos algunas:

  • Ajustar el asiento, los retrovisores y ponerse el cinturón es primordial. Es quizá el hábito más cotidiano y también el más importante para nuestra seguridad. La buena visibilidad y la comodidad en la conducción es condición indispensable para que el viaje sea seguro. Además, el cinturón es IMPRESCINDIBLE SIEMPRE, no hay excusas válidas para no llevarlo puesto. No sólo para el conductor, también para el resto de pasajeros, aunque el trayecto sea mínimo.
  • Utilizar los intermitentes. Esto es algo que cada vez se olvida más, muchos de los conductores se olvidan de activarlo y puede dar lugar a muchos accidentes. Al salir de un estacionamiento, al hacer una maniobra, al cambiar de carril… es fundamental señalizarlo para que el resto de conductores sepan qué movimiento vas a hacer.
  • Mantener la distancia de seguridad, sobre todo en carretera también es una norma básica de seguridad. No es conveniente circular demasiado cerca del coche que llevamos por delante ya que puede haber algún imprevisto que acabe en accidente, además de que no es cómodo para el otro conductor saber que el coche que tiene detrás “le mete prisa”. Además, mucho cuidado a cuando se conduzca con lluvia, ya que esta distancia se aumenta al doble.
  • Respetar las señales es también muy importante, aunque haya algunas que posiblemente ni recordemos nunca viene mal conocerlas. No hay excusas válidas para saltarse un stop o un semáforo. La mejor opción es conducir con atención a todo nuestro entorno.
  • La velocidad adecuada. Esta es la regla que más se infringe, creemos que porque no haya demasiado tráfico podemos saltarnos esta norma y llevar una velocidad superior al límite. Esta es una creencia equivocada, ya que aunque no haya tráfico los peligros pueden ser imprevistos. Pero no sólo es un error ir a una velocidad superior, también a una inferior puede ser incluso más peligroso. La norma dice que no se puede ir a menos de 60 km/h en autopistas y autovías, y en el resto de carreteras no puede ser inferior a la mitad de la velocidad máxima del tramo.
  • No conducir bajo el efecto de las drogas o el alcohol.
  • Por supuesto, las condiciones del coche también juegan un papel fundamental en esto. El hecho de que el coche esté en buen estado, con las reparaciones y los mantenimientos adecuados es fundamental para evitar accidentes o malas maniobras en la conducción. En este punto, Autingo puede ayudar a los conductores a reservar cita en el taller de manera rápida, fácil y cómoda.

Todas estas son algunas normas que hemos seleccionado ya que nunca viene mal recordarlas sobre todo si estamos en el día previo al Día Internacional de la Educación Vial. Te animamos a que si quieres compartir con nosotros algunas otras normas que consideres básicas, nos comentes aquí o en redes sociales. ¡Estaremos encantados de leeros!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*