Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

Claves para conducir de forma segura

Claves para conducir de forma segura

Conducir nos encanta a la gran mayoría. Nos gusta coger el coche y descubrir lugares nuevos, escuchar música en él, ir incluso al autocine. Muchas veces es el que facilita un encuentro esperado, el que une a personas. Por ello, ya sea por la propia sensación que nos produce conducir, o por el resultado que da esta acción… nos encanta. Al día se producen millones de desplazamientos, para ir a trabajar, para ir a la universidad, a llevar a los más peques al colegio o instituto, para hacer una mudanza, para recoger a tus amigos, para hacer una escapada… Existe un gran porcentaje de población que sigue prefiriendo el coche como principal medio de transporte.

Por ello, como principal medio de transporte es importante tener el control total sobre él y tener la confianza y la seguridad suficiente como para ponerse al volante. En 2017 se produjeron un total de 1.067 accidentes mortales en vías interurbanas, en los que fallecieron 1.200 personas y 4.837 personas resultaron heridas y fueron hospitalizadas. Esto supone un aumento del 3% en lo que a accidentes mortales y fallecidos se refiere.

Estos datos son lo suficientemente alarmantes como para tomar cartas en el asunto y educar en la conducción y la seguridad vial. Reducir este número de accidentes pasa, en parte, por el tener más precaución y conducir de forma segura. Por ello, hoy en Blog Autingo os vamos a dar algunas claves básicas para conducir de la manera más segura posible.

Básico para la conducción segura

Conducir de manera responsable es muy importante, no sólo para ti, también para el resto de conductores y peatones. Muchos accidentes en cadena se originan por la distracción de un solo conductor, que desemboca en más de una colisión. Por tanto, para evitar esto, comencemos con los aspectos claves.

  • Sé responsable. 

Uno de los factores que más entran en juego en los accidentes es el consumir alcohol o drogas antes de conducir. Esto provoca centenares de accidentes y, por desgracia, muchas víctimas mortales. Por ello, es primordial estar concienciado y JAMÁS coger el coche tras haber consumido. El hecho de tomarse una copa reduce considerablemente los reflejos del conductor y le reduce el tiempo de reacción, por lo que en cuestión de segundos puede producirse un accidente que yendo en condiciones normales se podría evitar sin dificultad. Por tanto, recuerda: ante el volante, cero drogas.

  • Huye de cualquier distracción

Las distracciones, por pequeñas que sean, pueden ser fatales mientras conducimos puesto que quitas la atención de la carretera y, al igual que pasa en el anterior punto, hay menor tiempo de reacción. Actos tan insignificantes como buscar una emisora de radio puede provocar, por ejemplo, un atropello de un peatón que no hayas anticipado. Por supuesto, mientras se conduce está prohibido el uso de teléfonos, ni llamar ni enviar mensajes es bueno para la conducción segura. Si, por ejemplo, una llamada fuera urgente es preferible que aparques el coche unos minutos y la realices totalmente parado. Además, sobra recordar que tampoco es bueno para alguien conducir mientras se bebe un refresco, se come, o incluso se maquilla. Por último, al viajar con mascotas o niños hay que asegurarse también que están correctamente sentados y ubicados para que no sean distracciones potenciales.

  • No conduzcas con sueño

Es algo que solemos pasar por alto y que no somos plenamente conscientes de lo peligroso que puede llegar a ser el conducir con sueño. Según los expertos, conducir en estado de somnolencia es casi tan peligroso como conducir bajo los efectos del alcohol y aseguran que los conductores con sueño tienen cuatro veces más posibilidades de sufrir un accidente. Por ello, es importante descansar y dormir lo que se debe, sobre todo si vas a hacer un viaje largo y sabes que tienes que conducir obligatoriamente. Además, si mientras conduces te notas cansado es bueno parar a descansar, tomar café o un refresco con cafeína.

  • Mantener la calma es clave

Sabemos que estar inmerso en un atasco o hacer frente a la mala conducta de otro conductor puede ser muy frustrante, es importante mantener la calma mientras se conduce. Enfadarte con el tráfico o con otro conductor solo te distraerá y te hará más propenso a sufrir algún percance. Por ello, debes evitar hacer cualquier maniobra que puede despistar a otros conductores (como tocar el claxon sin motivo, no poner los intermitentes, hacer parpadear las luces…). Además, en carretera puede que te encuentres con algún conductor irrespetuoso cuya conducción sea muy agresiva, si esto te sucede lo mejor es que mantengas la calma y le dejes paso. Cuanto antes esté fuera de tu camino, mejor para ti ya que te restará presión y distracciones.

  • Acata las normas de la carretera

Es importante que mientras conducimos hagamos caso a las normas de la carretera. El principal es obedecer al límite de velocidad. Esto es vital para conducir de forma segura, si hay una restricción por algo será, tanto en carretera como en ciudad. Un atropello a una velocidad muy superior de la indicada en la vía puede marcar tanto la diferencia como es sobrevivir o no. En viajes más cortos, el exceso de velocidad solo va a ahorrarte un par de minutos, pero aumenta considerablemente el riesgo de sufrir un accidente grave. Además, también es importante tener en cuenta otras normas como la de mantener la distancia de seguridad con el coche que tengas delante. Así, le quitas presión a él y tú, en caso de accidente, lo puedes evitar. Es la llamada “regla de los 3 segundos”, esto quiere decir que debes tener al menos una distancia de 3 segundos con el coche de delante.

  • Pon atención a los retrovisores y puntos ciegos 

Además de prestar atención a la carretera y al resto de coches, es importante también que revises con regularidad tus retrovisores para ver más allá. Y, por supuesto, es importante que tengas localizados los puntos ciegos de tu coche para establecer un margen de maniobra en relación a otros vehículos (sobre todo bicicletas o motos, que son más vulnerables). Siempre revisa tu punto ciego mirando sobre tu hombro antes de girar o de cambiar de carril. Otra opción es instalar un retrovisor específicamente para puntos ciegos.

  • Tu coche siempre a punto

Y por último, uno de los consejos que repetimos constantemente y que resulta de vital importancia es que debes llevar tu coche siempre en buen estado. Tanto por fuera (que no haya suciedad) como por dentro. Debes comprobar con regularidad que no existen problemas mecánicos en tu coche y en caso de que notes cualquier problema es imprescindible que lo llevas a un mecánico. En Autingo tienes la facilidad de reservar tu cita en el taller que quieras, cuando quieras y sabiendo el precio cerrado de la intervención. Así, te ahorras tiempo y dinero.

Por supuesto, toda precaución es poca cuando se trata de conducir ya que no todo depende de ti, también entran en juego otros conductores e, incluso, los peatones. Es obligación de todos cumplir con las normas básicas pero, por desgracia, no todo el mundo lo hace. Te animamos a que, si conoces algunas otras normas que quieras compartir con nosotros y el resto de conductores, nos dejes un comentario. ¡Será bienvenido!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*