Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

Cómo preparar tu coche y conducir con nieve

Cómo preparar tu coche y conducir con nieve

Estamos en invierno. Sí, aunque algunos no lo crean, sobre todo los de la parte sur de España, lo estamos. Las temperaturas varían con frecuencia pero no se alcanzan las grandes heladas o nevadas que muchos asocian al invierno. Únicamente en una parte del país (en el norte, como es habitual) sí lo están viviendo. No obstante, lo que sí que se dará en todo el país es que el próximo 19 de enero se celebra el Día Mundial de la Nieve. Y por ello, hoy en Blog Autingo queremos centrarnos en ella y daros algunos consejos sobre cómo preparar tu coche y cómo conducir con nieve. Así, si vives en el norte de España o vas a visitarlo pronto te vendrán genial, y mientras en el resto del país nos vamos preparando para cuando llegue.

Como siempre, hay que recordar que hacer el correcto mantenimiento del coche cada año y pasar las inspecciones técnicas correspondientes es muy importante para la seguridad y para que estos consejos tengan una mayor efectividad. Por ello, en Autingo puedes contratar tu reparación o mantenimiento de manera fácil, rápida y sabiendo de antemano cuál será el precio a pagar. Una vez el coche esté puesto a punto… ¡a rodar!

¿Cómo preparo mi coche para la nieve?

  • Ruedas de invierno

Es muy recomendable, sobre todo en zonas frías y montañosas, que con la llegada del frío se cambien los neumáticos por los neumáticos de invierno. Son más blandos y disponen de más adherencia al asfalto nevado o helado. Además, lo ideal es que se usen por debajo de los 7 grados y son una muy buena alternativa a las cadenas.

  • Cadenas

Pero si eres de los que todavía prefiere usar cadenas… por supuesto debes contar con ellas en tu coche. Siempre que sea invierno y vayas a viajar –o si vives– a zonas nevadas es imprescindible llevar cadenas para poder usarlas en cualquier momento, que además en muchas ocasiones son obligatorias para poder circular por ciertas carreteras. Por supuesto, un must es llevar neumáticos de invierno y contar con cadenas de nieve ya que la seguridad es mucho mayor.

  • Atención al limpiaparabrisas

Solemos pasarlo por alto… pero el limpiaparabrisas es un elemento clave en nuestra seguridad ya que en invierno, con lluvia, nieve o niebla se reduce mucho la visibilidad. Si además a eso le sumas que el limpiaparabrisas no cumple bien su función… las consecuencias pueden ser nefastas. Lo ideal es que si notas cualquier comportamiento raro al activarlo… los cambies antes de que te dañen la luna o no te limpien bien el cristal en un momento crucial. En zonas muy frías se recomienda cambiarlos cada 6/12 meses. Además, cuando comienza el invierno es recomendable usar un líquido anticongelante en lugar de uno convencional.

  • Líquido refrigerante y de frenos

Además, también es importante tener en cuenta el nivel de los líquidos del coche. Como por ejemplo el refrigerante, cuya función es mantener la temperatura del motor y evitar el sobrecalentamiento y la congelación. Por eso es imprescindible comprobar su nivel antes de salir. Por supuesto, también hay que tener en cuenta el líquido de frenos ya que es básico para que el sistema de frenado funcione correctamente.

  • Sistema de frenado y batería

Y hablando del sistema de frenado es importante que este funcione bien ya que en invierno y con nieve la distancia de frenado aumenta. Por ello, la revisión de cables, bujías y pastillas de freno es muy importante para tener todo bajo control. Además, la batería también necesitará estar en buen estado, por lo que es indispensable revisar la carga y, en caso de ser necesario, cambiarla para evitar problemas, sobre todo en zonas muy frías y a la intemperie.

  • Los neumáticos

Por supuesto, los neumáticos son uno de los puntos principales a revisar en cualquier estación del año, pero sobre todo en invierno. Las tormentas o el hielo son peligrosas para los neumáticos con poca presión ya que el agarre se reduce y puede hacernos perder el control del vehículo. Por tanto, hay que revisar que todos los neumáticos se encuentren con el nivel de presión adecuado.

¿Qué es lo imprescindible que debo llevar en mi coche?

Por supuesto, en este época del año (y en todas) se debe llevar una serie de herramientas imprescindibles en el coche:

  • Rueda de repuesto en buenas condiciones e hinchada.
  • Gato, llaves y herramientas necesarias para realizar el cambio de rueda.
  • Guantes y productos para limpiar el parabrisas como alcohol o un rascador.
  • Linternas por si sufres una avería de noche.
  • Chalecos reflectantes y triángulos de emergencia.
  • Es recomendable disponer de un botiquín de primeros auxilios.
  • Y por supuesto, guantes, calcetines, mantas, gorros, comida y agua suficiente por si hubiera cualquier problema en carretera.

¿Cómo conducir de manera segura?

Es importante también conducir de manera correcta para evitar sustos o ponernos en situaciones peligrosas. Por ello, es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Programar el viaje

Es recomendable que antes de salir de viaje se tengan en cuenta las previsiones meteorológicas para poder evitar fuertes lluvias o nevadas. Y también es importante tener en cuenta el estado del tráfico, sobre todo si los viajes se realizan en días claves (puentes o fechas señaladas). Además, tener claro cuál será tu ruta te ahorrará tiempo, combustible y, seguramente, quebraderos de cabeza.

  • Números de emergencia

Si vas a viajar o si vives en zonas en los que puedes tener cualquier percance debido al temporal… es importante que lleves siempre a mano los números de emergencia de tu zona y aplicaciones con las que puedan geolocalizarte en caso de necesitarlo. Facilitarás la tarea a los profesionales y puede ser crucial.

  • Conducir de manera tranquila

Lo importante no es cuándo llegues, sino que llegues. Por ello, no pises el acelerador para llegar antes, y menos si conduces sobre una calzada con nieve o hielo. Has de ser prudente y aumentar la distancia de seguridad con el vehículo que llevas por delante. Además, si encuentras atascos lo mejor es que te lo tomes con calma.

  • Horas de conducción

Evita conducir a primera hora de la mañana ya que la calzada puede estar completamente helada y te dificultará mucho el trayecto. Es preferible salir dos horas más tarde y poder circular de manera segura. Además, es importante evitar las zonas sombrías ya que es donde más hielo se puede acumular.

  • Realizar paradas

Estos es válido para cualquier estación del año pero es de suma importancia. En los viajes largos has de aumentar las paradas que realices para evitar el cansancio ante el volante. Es recomendable parar cada dos horas para tomar un refresco, agua, café o simplemente para estirar las piernas.

  • Atención a los faros y a la forma de conducir

Es importante que antes de emprender un viaje se revise y se limpien los faros del coche para así no reducir su utilidad. Además, si por donde se circula es muy deslizante hay que actuar con suavidad sobre el volante, el acelerador y el freno. Conducir de forma agresiva aumenta el riesgo. Por último, si tu coche queda inmovilizado deberás aparcar dejando la vía libre para las quitanieves, apagar el motor y solo salir del coche si existe un refugio cerca. Si no lo hay, es preferible quedarse dentro del vehículo.

Nueva llamada a la acción

Todos estos son consejos que son recomendables seguir para poder realizar viajes de manera segura a pesar de los temporales y a pesar de la nieve, ya que pueden ser viajes tediosos. Si quieres saber o conoces más recomendaciones, ¡déjalas en los comentarios! Estaremos encantados de leerte.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*