La firma italiana no deja de sorprendernos, su última novedad pretende adaptarse a los tiempos que corren con un modelo híbrido. Hasta los superdeportivos  más exclusivos deben ser sostenibles, de manera que  la marca está preparando un prototipo bestial, un toro de 910 caballos de potencia. El Asterion LPI 910-4.

Además del nada desdeñable motor V10 de más de 600cv, el Asterion cuenta con otras tres unidades eléctricas (dos en el eje delantero y una en el trasero), que añaden otros 300 cv. El primer coche híbrido Lamorghini presenta un consumo promedio de 4.12 litros y unas emisiones medias de 98 g/km, unas cifras espectaculares, si lo comparamos por ejemplo con el Toyota Prius, solo consume 0.22 litros más, algo insignificante si comparamos sus prestaciones. La ficha técnica de esta bestia no deja de ser apabullante si tenemos en cuenta que alcanza los 100 km/h en tan solo 3 segundos, pero los datos no paran ahí este cohete italiano supera los 320 kilómetros por hora.

Las líneas del Asterion no presentan las aristas agresivas de sus predecesores, su carrocería resulta más suave y fluida, aunque el carácter de supercar italiano no deja lugar a duda. Su nombre viene del griego y significa minotauro, una mezcla entre hombre y toro, que representa a la perfección el carácter híbrido del nuevo astado italiano.

asterion

Con su autonomía de 125 km en uso exclusivamente eléctrico y teniendo en cuenta que es recargable, permite un uso exclusivamente eléctrico para su uso en ciudad, aunque no parece el coche más recomendable para llevar los niños al colegio.

Lamborghini sigue los pasos de los demás fabricantes de superdeportivos como McLaren, Ferrari y Porsche, que aplican en sus últimos vehículos los avances tecnológicos más punteros.

lamborghiniasterion-22