Por fin ha llegado el ansiado momento en el que podemos ver por primera vez la máquina que esperemos vuelva a poner a nuestro país en lo más alto de la Formula 1, el McLaren 2015: MP4-30. Un coche en el que se ha volcado la legendaria escudería, y en el que pronto veremos a nuestro paisano Fernando Alonso volar por la pista. Esperamos que esta maravilla de la ingeniería no defraude y el asturiano pueda situarse de nuevo en el lugar que le corresponde tras abandonar Ferrari.

Destaca por su línea roja que marca el contorno del morro hasta los retrovisores incluidos, rompiendo la estética efecto espejo de su antecesor el MP4-29. Predomina el color negro en la parte inferior del coche y el gris en la superior. También es de destacar la carencia de patrocinadores, apenas 3 logotipos en todo el lateral del mono-plaza.

Llama la atención el elaborado entramado de fibra de carbono del alerón delantero, con el que se pretende solucionar los problemas aerodinámicos del año pasado. Es llamativa la terminación de la zona trasera que alberga los radiadores, se termina completamente de golpe, lo que al parecer mejora la aerodinámica sobre los difusores traseros. Además el coche es propulsado por un motor Honda más compacto que el Mercedes anterior, el RA615H.

McLaren-Honda-MP4-30-F1-Above-View-Wallpaper