El tubo de escape no es solo la parte metálica que vemos detrás del coche, su función es importantísima no solo para el funcionamiento del motor si no para reducir los gases contaminantes.

El colector de escape

La primera parte que forma el escape es el colector de escape, su principal función es agilizar el gas que sale del motor tras haber hecho la combustión dentro de los cilindros.

colector de escape

El catalizador

La segunda parte que lo forma es el catalizador, encargado de transformar los gases contaminantes en otros gases menos perjudiciales para la atmósfera. En los vehículos modernos suele tener antes y después una sonda lambda encargadas de analizar los gases que emitimos y la composición de los gases antes del catalizador, para comprobar el perfecto funcionamiento de este.

 

catalizador

 

Tubo de escape posterior

Y por último se encuentra el silenciador posterior, este elemento reduce los ruidos que se originan al pasar los gases que van para a fuera, transformando la onda de sonido en calor. Un inconveniente que tiene el silenciador es que los estándar limitan la salida originando así un menor rendimiento y por lo tanto reduce las prestaciones del coche.

tubo de escapeEl tubo de escape posterior es uno de los componentes más importantes en la reducción de gases contaminantes que emite nuestro motor además de eliminar una buena parte de los ruidos que provoca el motor. Es común y más en los coches viejos, que el tupo de escape acabe corroyéndose por culpa de los compuestos sulfurosos que emite nuestro motor, y acaban rompiendo o teniendo fugas, haciendo un estruendo insoportable.