La bujía de encendido realiza un trabajo fundamental en los motores de gasolina. Es la encargada de encender la mezcla de combustible y aire. Esta función es básica, y es fundamental que la calidad del encendido sea perfecta para que el funcionamiento del vehículo sea óptimo (rendimiento) y la contaminación al medio ambiente sea la menor posible.

La bujía de encendido tiene que tener una tecnología increíble ya que tiene que encender la mezcla entre 500 y 3000 veces por minuto.

La bujía trabaja a alta tensión, y normalmente su conexión de acople suele ser de SAE o una rosca de 4mm, también lleva una parte llamada aislador (el cual evita salto de tensiones), otra parte fundamental es la resistencia antiparasitaria cuya función es garantizar el funcionamiento correcto del sistema electrónico (es un vidrio fundido colocado en el interior de la bujía).

La parte más importante es el electrodo central, normalmente fabricado por una aleación de níquel. Desde el extremo de este electrodo tiene que saltar la chispa hasta el otro electrodo (el de masa), originando una descarga disruptiva.

Otra parte de la bujía es el anillo obturador encargado de evitar que el gas originado por la combustión salga por la bujía (evitando perdidas de presión).

Y si alguien se pregunta donde va montada la bujía, la respuesta es sencilla, la bujía de encendido se atornilla en la culata.

 

bujia_3