Cambiar pastillas de freno, paso a paso

Yes you can! Te sorprenderá saber que puedes cambiar las pastillas de freno de tu coche fácilmente  y sin necesitar herramientas especiales. Y te aseguro que hacerlo tú mismo te ahorrara mucho dinero.

Casi todos los coches de hoy en día tienen frenos de disco delanteros. Los frenos delanteros tienden a gastarse con mayor rapidez que los traseros (que pueden ser tanto de disco como de tambor), por lo que necesitan cambiarse con mayor frecuencia. ¿Cómo saber si he de cambiar las pastillas de freno? De manera visual, se puede apreciar el desgaste de las pastillas en la reducción del grosor de estas, aunque un sonido chirriante al apretar el pedal de freno puede ser otro claro indicador.

– OTRO POSIBLE CASO: Si la parte delantera del coche vibra cuando pisas el pedal de freno, puede ser un indicativo de que tus frenos están deformados.

TIEMPO REQUERIDO: 1 Hora.

DINERO AHORRADO: 150 euros para la mayoría de los coches y algo más para los coches de alta gama. Te recomiendo eches un ojo a nuestra página web para encontrar los mejores recambios al mejor precio

HERRAMIENTAS REQUERIDAS:

– Guantes reutilizables de mecánico para proteger tus manos y mantenerlas limpias.

– Un gato hidráulico o mecánico y un soporte de madera.

– Una llave para tuercas de rueda.

– Útil para retraer el pistón.

– Llave Inglesa

– Jeringuilla para purgar los frenos.

MATERIALES REQUERIDOS:

–          Nuevas pastillas de freno. Picha en el siguiente enlace y encuentra los precios más competitivos en pastillas de freno. (http://goo.gl/ddb3dc)

–          Una lata de líquido de freno.

NOTA: Por razones que estarán claras luego, debes de cambiar las pastillas de un lado del coche de principio a fin antes de empezar con la del lado opuesto. Gira el volante para la rueda con la que estés trabajando quede arqueada para fuera y de esta manera tener un mejor acceso a los frenos.

CAMBIAR PASTILLAS DE FRENO PASO A PASO :

1. Afloja las tuercas de la rueda:

Coloca un soporte de madera debajo del coche para el gato y acto seguido levanta el lado a cambiar. Termina de quitar todas las tuercas y quita la rueda. Tras esto tendrás total acceso al sistema de frenado.

Paso 1

2. Encuentra los dos pernos/pasadores deslizantes

que mantienen la pinza en su sitio. Normalmente es suficiente con quitar el perno inferior.

2

3. Sacar el perno interior

Una vez sacado el perno inferior, la pinza de freno salta hacia fuera (como muestra la fotografía de debajo). Observaras una manguera de goma, la cual es un cable hidráulico, es flexible, por lo que no necesitas desconectarla. Si ves que tienes que desconectarla para poder cambiar las pastillas, significa que estás haciendo algo mal. Te recomiendo que vuelvas a montar todo y acudas a un taller o profesional.

3

4. Sacar las pastillas de freno

Con la pinza de freno fuera, es fácil observar el grosor de las pastillas de freno para confirmar que realmente necesitan ser cambiadas. La mayoría de las pastillas de freno llevan indicadores, pequeñas lengüetas metálicas que chirrían cuando tocan el disco. Incluso  si estas lengüetas no están tocando el disco aun, las pastillas se encuentran gastadas si su grosor es menor a 3 milímetros. Extrae las pastillas usadas.

4

5. Cambiar chapa antichirridos

La mayoría las pastillas nuevas traen consigo unas chapitas metálicas que permiten que las pastillas se deslicen hacia atrás y adelante con facilidad. Cambia las viejas por las nuevas. Estas no tienen ningún tornillo que los sujete. Échales un poco de aceite para que no chirríen.
Aplica también un poco de aceite a las partes metálicas de las pastillas para facilitar que encajen.

5

6. Poner las pastillas nuevas en la pinza

Las nuevas pastillas han de entrar con la misma facilidad que salieron las antiguas, aunque en algunos casos las nuevas chapitas metálicas pueden quedar más apretadas.

7. Retraer los pistones hacia atrás

Los pistones presionan las pastillas de freno que rozan con el disco para parar el coche. Tu coche puede tener dos o un pistón por rueda (dos pistones en el caso de la imagen de abajo), pero la teoría es la misma. Antes de volver a poner el disco en su lugar estos pistones necesitan ser empujados hacia atrás para así poder introducir las nuevas pastillas (más gruesas que las viejas)

6

8. Introducimos las pastillas con ayuda de pinzas

Usa unas pinzas para empujar los pistones. Una presión continua y paciencia son las claves de este paso. También puedes utilizar un filón de madera (como muestra la foto de arriba) de ancho suficiente para empujar los dos pistones a la vez, en el caso de que tenga dos.

Cuando tu pistón se encuentre en su posición, el liquido de frenos subirá lentamente. Cuando cambies las pastillas de más de una rueda, el liquido aumentara pudiendo llegar a derramarse. Antes de que esto pase utiliza una jeringuilla para extrae un poco, lo que se conoce como purgar el freno.

9. Los pernos a su lugar

Vuelve a poner los pernos en su lugar. Gira la dirección, poniendo rectas las ruedas y vuelve a montar la rueda. Tras esto baja el coche y quita el gato.

7

10. Probar las nuevas pastillas

Recomendamos probar el coche en un espacio seguro para comprobar que todo funciona correctamente. ¡Y enhorabuena, lo has conseguido! No solo has cambiado las pastillas tu mismo, sino que encima te has ahorrado bastante dinerillo. ¡Ahora ya puedes volver a conducir con toda seguridad y confianza!

hay que tener en cuenta que la primera vez que frenas con tus pastillas nuevas, probablemente frene peor que antes, esto es porque la superficie del disco y la pastilla no coinciden a nivel microscópico, necesitan un tiempo para adaptarse la pastilla al disco, y este desgaste recomendamos hacerle despacio, sin frenazos bruscos que pueden provocar desgastes desiguales en las pastillas.

Las principales marcas que recomendamos desde Autingo, son Bosch, Brembo o Roadhouse, fabricantes de primer nivel que fabrican también los sistemas de freno, (latiguillos, pinzas….) y son de total confianza, puesto que el compuesto y la estructura de la pastilla es importante.

 

Guía para comprar coches de segunda mano

Comprar un coche de segunda mano es la opción preferida por cada vez más personas en los últimos años, con una continua tendencia al alza. El mayor beneficio para el comprador, es sin lugar a duda, el ahorro económico. Sin embargo, si la elección no es acertada, puede suponer un gasto superior a lo previsto.

¡Pero no temas! Si revisas bien los diferentes aspectos de esta guía para comprar coches de segunda mano, podrás encontrar grandes gangas, sin tener que arrepentirte de tu compra.

1. ¿Particular o concesionario? Una simple búsqueda en Internet nos mostrara cientos de ofertas interesantes, sin embargo es importante analizar la veracidad de los anuncios. Por un lado, un coche adquirido en un concesionario será, por lógica, más caro que el ofertado por un particular, a consecuencia de la suma de su margen sobre el precio final.

concesionario ocasion

Por otro lado, algunos vehículos ocultan fallos mecánicos, solo visibles ‘a posteriori’ de la compra. En este caso, la garantía generalmente ofertada por el concesionario es siempre un seguro frente al posible desentendimiento del particular. Nuestra recomendación es que olvides las prisas y compares detenidamente las diferentes opciones.

2. Papeles en regla: Un coche que no tenga la documentación al día no puede circular, por ello, has de comprobar detenidamente que el vendedor está al corriente de pago con el impuesto de circulación y ha pasado correctamente todas las ITV. Para esto, puedes hacer una consulta a la DGT y asegurarte a su vez que no tiene posibles multas o embargos.

Pegatinas ITV

Comprobar tanto la pegatina de la ITV en la luna delantera, como la tarjeta de inspección técnica, también os ayudara a saber el kilometraje real que tiene el vehículo a comprar, ya que en algunos casos, el número reflejado en el cuentakilómetros puede haber sido manipulado.

3. Valora el estado del vehículo. Si el vendedor es de confianza, se presupone, una mayor transparencia en los posibles defectos del vehículo. No obstante, siempre es recomendable realizar las siguientes comprobaciones:

  • Los neumáticos. Busca posibles rajas, deformidades y la profundidad del dibujo.

 

  • Carrocería.  Busca posibles arañazos y golpes cubiertos con pintura. Desconfía de las zonas más brillantes o con cambios de tonalidad en la pintura, ya que pueden ocultar viejos golpes o accidentes.

 

  • Lunas y espejos. Comprueba que ningún cristal tiene roturas importantes y que cumplen los requisitos legales (por ejemplo, no estén tintados)

 

  • Suspensión. Comprueba que el coche no tenga ningún desnivel visible. Ejerce presión sobre el capo para asegurarte que no hacen ruidos anormales, ni se balancean excesivamente. En Autingo tenemos una amplia gama de amortiguadores a precios inmejorables, échale un ojo en http://www.autingo.es/coches/suspension/

comprobar coche segunda mano

  • Motor. Para comprobar posibles fallos has de poner en marcha el vehículo. Pon atención a posibles ruidos anormales, ralentí irregular o posibles tirones al cambiar de marcha.

 

  • Pedales. Pon aprueba los pedales tanto en circulación como en parado. Comprueba que no se hunden en exceso o hacen posibles ruidos al accionarlos.

 

  • Cuadro de mando. Comprueba que no haya ninguna luz de testigo encendida que indique una posible avería.

¡Probar el vehículo es fundamental! Nunca aceptes un NO por respuesta. Da unas vueltas con el coche, bien sea acompañado por el vendedor o tu solo.

4. El precio de compra. Cuantos más fallos hayas encontrado al vehículo, más podrás rebajar el precio final. Aquí es donde has de valorar el coste de las reparaciones del vehículo, en caso que las necesite, y si merece la pena invertir ese dinero.

Te recomendamos eches un ojo a nuestra página web, www.autingo.es, donde podrás encontrar la mejor selección de recambios a precios de fábrica.

Cómo captar clientes a tu taller

Son tiempos complejos en la mayoría de sectores, tiempos en los que la oferta de productos supera a la demanda, tiempos en los que la rivalidad entre ofertantes es feroz y sin cuartel, desecándose en ocasiones catastróficas “guerras de precios”, con terribles consecuencias para TODAS las empresas involucradas.

Tradicionalmente, un taller tenía un área geográfica de influencia muy determinada, la gran mayoría de vecinos del barrio acudían al mismo taller. Era casi impensable que uno de estos vecinos se desplazase fuera del barrio en busca de otro taller, a menos fuese el taller de un familiar o amigo.

Por lo que bastaba con tener una fachada atractiva, con un rotulo grande que indicara claramente que se trataba de un taller, un punto de reparación de vehículos. Llamaremos a este tipo de talleres 1.0, ya que podríamos considerar esto como el primer paso para poder ser identificados, captando clientes geográficamente cercanos e incluso, si la primera impresión dada es suficientemente buena, llegar a captar personas que se encuentren de paso atraídas por el rotulo y la imagen.

Captar clientes

Para que este tipo de taller sobreviva a lo largo del tiempo, es necesario por un lado, que el servicio ofrecido sea lo suficientemente bueno, fidelizando así a sus actuales clientes, haciendo que vuelvan, y estos a su vez lo recomienden a sus círculos, captando así nuevos clientes gracias al valiosísimo “boca a boca”. Por otro lado, la ubicación elegida para montar el taller ha de tener un gran volumen de clientes potenciales en sus cercanías, personas que tienen coche y se encuentran dentro de la “zona de influencia”, pudiendo llegar a requerir de los servicios del taller.

Si estos dos puntos anteriores no se cumplen a la perfección, muy probablemente el taller llegue a un punto de no crecimiento o incluso de decrecimiento. Esto se debe a que actualmente la gente está dispuesta a desplazarse fuera de su área geográfica, séase el barrio de San José, en busca de un mejor precio o un servicio añadido. He aquí donde entran en juego los talleres 2.0, talleres que hacen publicidad, atrayendo clientes al taller sin tan solo esperar a que pasen por ahí, ampliando así su área de influencia.

propaganda taller

 

La publicidad que realizan estos talleres suele estar ya algo segmentada, es decir, se anuncian en revistas o periódicos del sector, distribuyen panfletos por los parabrisas de los coches (lo entendemos como segmentación ya que son clientes potenciales, personas con vehículo propio) y realizan merchandising con el nombre o logo del taller (llaveros, ambientadores…) entre otras acciones de publicidad convencional. Este tipo de comunicación es idónea para alcanzar aquellos clientes sin presencia en Internet. Este tipo de acciones suelen ser bastante costosas, además de que su efectividad dependerá directamente del diseño y mensaje de la publicidad. “Si no te recuerdan, no existes”

Por último lugar, están los talleres 3.0, los cuales llevan a cabo marketing, propiamente segmentado. Utilizan las redes sociales para darse a conocer y realizar promociones, que alcanzaran principalmente a sus “seguidores”, los cuales podríamos definir como personas directamente interesadas en el funcionamiento del taller. Estos “seguidores” están dispuestos a subscribirse a “newsletters” para recibir información continua de la empresa y facilitar su correo electrónico para ser alcanzados por campañas de email marketing.

usuarios internet

La mayoría de esta última generación de talleres cuenta con una página web donde muestran todos sus productos y servicios, localización, datos de contacto y horarios de apertura. Para pertenecer a esta generación de talleres hay que realizar una inversión inicial que puede rondar los 1000 euros, en concepto de propiedad y diseño de la página.  No obstante, tras este primero desembolso, tendremos abierto un poderoso canal con el que los clientes podrán consultar nuestro catálogo con comodidad.

Entonces, ¿ cómo captar clientes a tu taller ? Como hemos visto, cada generación de talleres capta clientes (en mayor o menor medida) Pero si quieres gozar de un éxito considerable y sostenible en el tiempo has de seguir la siguiente fórmula: Taller 1.0 + Taller 2.0 + Taller 3.0 = Imagen atractiva del punto de venta + Publicidad + Marketing

Es importante recordar que la competencia es cada vez más intensa y los clientes tienen cada vez mayor capacidad de decidir. Esto nos obliga a SOLO ofrecer ventajas y beneficios al cliente, pensando siempre en su comodidad.

El equipo de los recambios, Autingo.

¿Marketing? ¿Qué entiendes por Marketing? Tanto si eres un experto en el sector y eres capaz de dar una respuesta rigurosamente precisa; como si lo primero que te ha venido a la cabeza es el último deporte de moda, siempre se suele entender como algo que emana de la empresa hacia un público externo, ya sean clientes, proveedores, etc.

Pero muchas veces, las empresas tienden a olvidar una parte realmente imprescindible, algo sin lo que cualquier objetivo corporativo sería como viajar a la velocidad de la luz (imposible), el público interno de la empresa, ese grupo de trabajadores que realiza, al menos en nuestro caso, ejemplarmente sus funciones.

Por ello, este post tendrá un doble objetivo: En primer lugar, rendir un homenaje a su esfuerzo y dedicación por el mundo de los recambios y en segundo lugar, que vosotros, usuarios, que estáis en contacto diario con nosotros tanto de manera telefónica o por el chat les podáis poner cara (algo casi imposible siendo una Tienda Online) y saber un poco más sobre todas esas personas que os suelen atender y llamáis solicitando su atención. Así que, sin más preámbulos, os presento a la primera entrevistada de el equipo de los recambios, Autingo.

Yoima Valdés Revilla, encargada de la tramitación de pedidos tanto a través de la web como telefónicamente, contactar proveedores externos, para la obtención de materiales difíciles de encontrar (previa solicitud del cliente, claro) y por último gestión de compras, muchas de ellas de importación.

Originaria de Santiago de Cuba (Cuba) y residente en Madrid (España). Licenciada en Arquitectura por la Universidad de Oriente, 2009. Abandonó su querida y cálida ciudad de calles empinadas, rodeada por la maravillosa Sierra Maestra para aterrizar en una capital algo más llana y caótica, que según afirma no deja de sorprenderla.

Camera360_2015_3_12_024432

Pregunta: Yoima, ¿Cuánto tiempo llevas en España?

Respuesta: Llegué hace algo menos de tres años atrás.

P: ¿Por qué estudiaste arquitectura?

R: Me parece una carrera de una gran utilidad, con la que puedes contribuir muy favorablemente a la sociedad. Aparte de ser un arte en tres dimensiones, claro esta, El Arte de proyectar y construir edificios.

P: ¿Cuánto tiempo llevas dedicada a los recambios de coche? ¿Y qué es lo que mas te gusta de este sector?

R: Pues, oficialmente llevó unos dos años y medio en el mundo de los recambios de coche. Aunque desde que soy pequeña me han apasionado los coches, la mecánica y los procedimientos químicos de la combustión de los motores.

P: ¿En qué crees que difiere el mundo de los recambios de coches en Cuba de España?

R: Toda mi vida me he criado entre coches preciosos aunque antiguos, ruidosos aunque fiables, de hecho, yo tengo un Chevrolet del 52. Como te podrás imaginar no es lo mismo encontrar una pieza para un turismo de hace 10 años que para uno de hace 60. Además, allí el sector de los recambios no se encuentra tan desarrollado como en España; por lo que los mecánicos tienen que buscarse la vida y recorrerse las calles para poder encontrar la pieza deseada. Casi lo mismo que aquí (bromea), nos llamas y te la entregamos en 24h en tu casa.

P: ¿Cómo describías tu ambiente de trabajo?

R: Estresante, acelerado y donde tener la capacidad de hacer muchas cosas a la vez deja de ser una virtud para convertirse en una necesidad. Es una empresa muy dinámica, con no demasiados trabajadores y en general hay muy “buen rollo”.

P: ¿Qué consideras lo más gratificante de tu trabajo?

R: Me resulta muy gratificante que alguno de mis compañeros me pase una llamada porque el cliente solicita que yo le atienda. Me gusta mucho el trato con la gente, poder mantener una relación directa y continuada con mis clientes, solucionando en todo los posibles sus problemas de motor y recambios en general, lo cual a veces no es nada fácil haciéndolo de forma online.

¡GRACIAS YOIMA!

¡Envía tu vídeo de una reparación!

Video -20€

Queridos amigos,

Estamos trabajando en un canal de Youtube donde los protagonistas seáis vosotros, mecánicos, los auténticos participes de hacer de una ciencia algo terrenal. Por eso nos gustaría haceros un tributo subiendo vuestros vídeos a nuestro canal. Podéis indicar en el vídeo, el técnico o taller que lo realiza, en caso os queráis promocionar. ¡Mucha gente conocerá de lo que eres capaz!

Además te enviaremos un código promocional de 20€ para tu próxima compra, valido tanto para autingo.es como para autingopro.es 

Tu pones los conocimientos y destreza necesarios en mecánica, y nosotros nos encargaremos de editar el vídeo. Graba con tu móvil o cámara la reparación de la pieza que mas te guste, en la que mas experto te sientas y ¡realiza tu envío! Solo has de indicarnos la pieza cambiada o reparada, el modelo y año del coche.

Con motivo de ahorraros problemas de carga al enviar los vídeos, hemos puesto a vuestra disposición www.wetransfer.com, con el cual podréis cargar rápidamente el vídeo sin necesidad de registraros. Mira los pasos de como enviarlo aquí

Tras recibir vuestros vídeos os enviaremos el código promocional a la dirección de correo indicada en wetransfer.com, sin fecha de caducidad, ni compra mínima para usarlo. Solo tendrás que introducir tu cupón antes de realizar tu pago.

¡A qué estas esperando! ¡Envía tu vídeo de una reparación!

Mezcla rica y Mezcla pobre

Este post se va a enfocar directamente en los tipos de mezclas que se dan en un motor al hacer la combustión. Indicaré los efectos que tiene y la razón por lo que sucede.

¿A qué llamamos mezcla?

Los motores trabajan quemando una mezcla de aire/combustible. Pues bien eso es la mezcla.

¿Qué proporción es necesaria para realizar una mezcla buena?

Para que la combustión se produzca, es necesario que la relación de mezcla se encuentre entre unos valores. Esta relación se da siempre poniendo en primer lugar la cantidad de aire y después la de combustible (relación aire/combustible). La mezcla se mide en masa, nunca en volumen. La mezcla perfecta sería de 14,8 gramos de aire por 1 gramo de combustible.

Se necesita mucho aire para quemar un solo gramo de combustible.

¿Qué ocurre si esta mezcla no es así de exacta?

Si esta fuera de esos valores, la combustión no se hacer perfecta, teniendo consecuencias en nuestro vehículo.

¿Que es la mezcla estequiométrica?

Se llama mezcla estequiométrica a la combustión perfecta entre aire/combustible (14.8/1)

Necesitamos 14,7 gramos de aire por cada gramo de combustible.

 

mezcla1

¿Qué es mezcla rica y mezcla pobre?

Hablaremos de mezcla rica o mezcla pobre, en referencia al combustible, es decir, rica por tener un exceso de combustible o pobre por tener una falta de combustible o demasiado aire.

Rica: Contiene más gasolina de la necesaria o falta aire.

Pobre:  Contiene menos gasolina de lo debido o exceso de aire.

¿Qué efectos tiene?

La relación de mezcla es fundamental para el buen funcionamiento del motor.

Cuando la mezcla es pobre se produce;

Se reduce la potencia en el motor

Aumenta la temperatura del motor

En torno al 5% de exceso de aire, obtenemos el consumo mínimo de combustible. Por lo tanto ahorramos combustible.

Pero en exceso perjudica a la combustión y puede producir detonación en los pistones.

 Cuando la mezcla es rica se produce;

Ayuda a refrigerar el motor el combustible no quemado.

Aumento de potencia.

Una mezcla rica ligera es bueno para el motor.

¿Cuál da mayor potencia?

Una mezcla ligeramente rica nos da la mayor potencia del motor.

¿Cuál de menor potencia?

Una mezcla ligeramente pobre nos da el menor consumo.

 

conse