El servofreno

es el elemento que ayuda al conductor en la acción de frenado. Su función es incremantar la fuerza que ejerce el conductor sobre el pedal de freno, mejorando considerablemente la frenada.

El servofreno funciona por medio del vacío generado en el colector de admisión del propio motor del vehículo. En los motores gasolina este vacío es suficiente para el funcionamiento del servofreno, pero en los motores Diésel, la depresión que se origina en el colector de admisión no es suficiente y se necesita de una bomba de vacío auxiliar.

En los automóviles se utilizan principalmente dos tipos de servofrenos:

  • “Mastervac” : se instala entre el pedal de freno y la bomba ( se tiene que colocar teniendo en cuenta la situación del pedal de freno).
  • “Hidrovac” : se instala entre la bomba de frenos y los cilindros receptores ( se puede instalar en cualquier sitio (alrededor del motor).

Sea cual sea el tipo utilizado, se tiene que estar 100% seguro que en caso de fallo de éste, el sistema de frenos tiene que seguir funcionando. Si en algún momento el servofreno sufre alguna avería, los frenos son accionados únicamente por la fuerza del conductor sobre el pedal.

Fue implantando en todos los vehículos a medida que estos ganaban en peso y potencia convirtiéndose en un elemento imprescindible para conseguir realizar la frenada.

 

booster-servofreno-03

Autingo servofreno

 

Christian Moya