El papel del filtro de aceite en la lubricación de nuestro motor

En este post hablaremos, dentro del sistema de lubricación, de una de las partes más importantes: El filtro de aceite.

Es el elemento que, como su propio nombre indica, filtra el lubricante de las impurezas que se van generando durante la vida útil del motor, limpiando el aceite de esas impurezas y asegurando una perfecta lubricación. El de tipo cartucho, se trata de un elemento, formado de papel especial, que se intruduce en el motor y se cierra con una tapa, normalmente de plástico, o metálica. En la imagen de abajo, vemos un filtro de aceite de cartucho, estando colocado dentro del motor.

filtro-aceite-cartucho

filtro de aceite de cartucho

El de tipo roscado, es similar, solo que el papel filtrante va metido dentro de una carcasa metálica, que se rosca en el motor. Debajo, observamos el despiece de un filtro de aceite del tipo roscado:

filtroroscad

Filtro de aceite con carcasa

Para asegurar una mayor longevidad, el filtro de aceite debe ser sustituido dentro de los intervalos que recomienda el fabricante, aunque a título personal, no debería excederse de los 10.000-15000km, dependiendo del tipo de aceite que use el vehículo.

Cambio del filtro de aceite

Es importante cuando se cambia, sustituir las juntas de goma, para asegurarnos una perfecta estanqueidad del circuito y evitar perdidas. En los filtros de aceite, la goma viene insertada en el propio filtro, así que solo tenemos que asegurarnos que al quitar el filtro de aceite viejo, no se haya quedado la goma vieja pegada en el motor. En los filtros de aceite de cartucho, en cambio, la goma se encuentra en la tapa, debiendo quitarla con cuidado de no dañar la tapa, y colocando la nueva en la misma. Procurar siempre apretar a lo que recomienda el fabricante del motor. Normalmente se unta con el dedo un poco de aceite usado en la junta para conseguir la estanqueidad. Hay un útil parecido a una brida de goma que envuelve el filtro y nos permite desenroscarle con mucha facilidad.