Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

Tips que todo conductor debe saber (XIII)

Tips que todo conductor debe saber (XIII)

Estar pendiente de nuestro coche dice mucho de nosotros. Cuando necesitamos llevarlo al taller suele ser un suplicio ya que no sabemos qué le pasa, a dónde llevarlo y, sobre todo, cuánto nos costará la reparación. Pero eso con Autingo es cosa del pasado. Con nosotros puedes calcular el precio cerrado de tu reparación, elegir el taller que mejor te venga, el día y la hora… Además, dispones de facilidades de pago y de servicios como el de Recogida y Entrega, mediante el que tú no tienes que preocuparte de nada.

Pero llevar el coche al taller cuando lo necesite no basta para cuidarlo perfectamente, entran en juego muchos más factores determinantes para que tu vehículo dure muchos años. El modo en que conduces, las veces que lo laves/limpies al año, si duerme a la intemperie o no, si está sometido a muchos cambios climáticos… todo ello es clave para que un coche se conserve mejor o peor. En Autingo nos preocupamos porque tu coche esté siempre a punto y porque dure mucho, muchísimo tiempo a tu lado. Por ello, volvemos con una nueva entrega de Tips Autingo que te recomendamos sigas con atención. Te servirán a ti pero también a tu coche. ¡Allá vamos!

TIPS QUE TODO CONDUCTOR DEBERÍA SABER

  • Y hablando de ello, el primer consejo que os damos es, precisamente, sobre cómo alargar la vida de tu coche. Para ello debes seguir unos sencillos pasos:

Protege la pintura. Lo ideal es que le eches una capa de cera dos veces al año. Para tenerlo protegido tanto en invierno como en verano.
Cuida el interior del motor con cera o grasas protectoras.
Usa renovadores de goma cada cierto tiempo para que las juntas de goma de tu coche no se cuarteen.
Ten cuidado con los golpes a los bordillos. Hacerlo con frecuencia puede dañar tu coche seriamente.
–Antes de iniciar la marcha espera a que el motor se caliente un poco.
–Por supuesto, realiza el mantenimiento correspondiente y las inspecciones técnicas.

  • Otro de los factores claves es cómo y cada cuánto limpias tu coche. Si quieres que luzca siempre como nuevo y prefieres encargarte tú de ello, aquí te aconsejamos sobre cómo limpiar perfectamente tu coche:

Presta la misma atención al interior que al exterior. De poco sirve llevarlo impecable por fuera y que luego por dentro esté hecho un desastre.
–Es muy importante pasar la aspiradora por los asientos y las alfombrillas. Además, si estas son de goma lo mejor es que las laves con agua a presión.
–Utiliza también esa aspiradora para pasarla por los conductos de ventilación, ya que muchas veces son los culpables de que el vehículo huela mal.
–Para limpiar las llantas te recomendamos que utilices productos especiales y que lo hagas a mano.
–Una vez pases a limpiar la carrocería, lo ideal es utilizar una esponja, agua y jabón.
–Por último, recomendamos que una vez acabado apliques cera sobre la carrocería para protegerla.

  • Por otro lado, hacer una conducción responsable y suave es vital para que tu coche no sufra innecesariamente y aparezcan fallos o reparaciones indeseables. Aquí te damos cinco tips para mejorar la conducción:

Sentarse bien es importante. La mano debe quedar por detrás del volante y la muñeca justo encima del aro del volante. Las piernas deben quedar algo flexionadas para llegar bien a todos los pedales.
–Si tienes que frenar de manera brusca en carretera, deberás pisar el pedal de freno muy fuerte y cambiar la dirección del coche hacia un lugar seguro.
–Mientras conduzcas es mejor que no hables ni siquiera con manos libres, ni que manipules cualquier dispositivo como puede ser la radio.
Cuando vayas a tomar una curva, antes tienes que frenar y reducir. Una vez hecho esto, entra en la curva con las dos manos en el volante.
Hay que procurar utilizar marchas largas. Además, en los semáforos, hay que acelerar gradualmente y subir de marchas con rapidez.

  • El frío es muy perjudicial para los coches, sobre todo si se conduce sobre nieve o hielo sin mucha experiencia. Es importante hacerlo con máxima seguridad para que ni tú ni tu coche salgáis dañados:

Anticiparse siempre. Extremar la distancia de seguridad ya que al frenar de manera brusca el coche sobre el hielo puede desplazarse más de lo que tenemos previsto.
Adaptar la velocidad al pavimento. Haz pruebas si estás conduciendo sobre nieve o hielo, realiza algunos frenazos para ver si tu coche responde bien o si patina, y de esta manera saber cuál es la velocidad adecuada.
–Es aconsejable arrancar e iniciar la marcha en segunda.
–Como es lógico, girar y frenar de manera progresiva.
Evitar las trazadas de otros vehículos, ya que es donde más hielo se acumula.

  • Por último, si no eres de los que conduce sobre hielo pero sí por la noche… cabe destacar que en estas ocasiones hay que doblar la seguridad ya que por la noche se reduce mucho la visibilidad. Para hacerlo de manera segura, sigue estas claves:

–Antes de iniciar el viaje comprueba que todos los sistemas de iluminación funcionan correctamente.
–Durante la noche deberías aumentar la frecuencia de paradas para descansar.
Hazte revisiones de vista una vez al año.
Aumenta la distancia de seguridad para tener mayor tiempo de reacción.
Para evitar la somnolencia lo ideal es tener ventilado el habitáculo, escuchar una música que no desconcentre y aumentar la frecuencia de revisión de los retrovisores.

Por supuesto, existen muchos más consejos. Sobre todo en épocas como el invierno, que aunque estamos en los últimos días de esta estación… de nuevo ha vuelto el frío a nuestras ciudades. Por ello, puedes escuchar otros consejos en nuestro podcast de invierno.


Recuerda: un buen mantenimiento del coche ahora te ahorrará disgustos en el futuro. ¿A qué esperas para darle mimos?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*