Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

¿Está cerca el uso de coches de hidrógeno en España?

¿Está cerca el uso de coches de hidrógeno en España?

Es un hecho: cada vez más se hace más patente la concienciación sobre el medio ambiente. El cambio climático es una realidad y está en manos de todos los ciudadanos combatirlo. Existen diversas maneras de ello, desde un uso responsable de plásticos o eliminarlos en la medida de lo posible de tu vida, hasta reciclar todos los productos que utilices pasando por el uso de un transporte más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Hace unas semanas hablábamos sobre los coches conectados y hoy es el turno de los coches de hidrógeno, una alternativa sostenible al coche tradicional.

En la preocupación por este motivo también entran las empresas automovilísticas que en su intención de ser competitivas invierten en innovaciones y buscan desmarcarse de la manera más notable. Hoy día en las grandes ciudades ya se han tomado medidas restrictivas con el objetivo de reducir la contaminación y para ello se limita la circulación de coches de gasolina y diésel, mucho más contaminantes. Por ello, desde hace años los grandes fabricantes han tomado cartas en el asunto.

¿En qué consiste el coche de hidrógeno?

Quizás sea un término con el que no estás tan familiarizado como con el de los coches eléctricos o híbridos. Los coches eléctricos están impulsados por uno o varios motores eléctricos a través de energía cinética, que se almacena en baterías que se pueden recargar. Por su parte, el coche de hidrógeno no necesita recarga a través de enchufe. Su funcionamiento es a través de pila de combustible de hidrógeno, mediante un proceso electroquímico que se da al mezclar hidrógeno y oxígeno. De esta relación nacen tanto energía (que se emplea para mover el motor) como agua (que se expulsa en forma de vapor) por lo que genera cero emisiones contaminantes. El funcionamiento de este tipo de coches está totalmente probado pero, sin embargo, su uso todavía no es popular y hasta 2018 no se matriculó por primera vez un coche de hidrógeno, que fue un Hyndai Nexo.

La principal desventaja es que para realizar el proceso electroquímico el hidrógeno debe estar en estado puro, y el proceso previo que requiere sí emite gases contaminantes. Además, el motor de este tipo de vehículos requieren una mayor inversión económica ya que la pila de combustible necesita espacio dentro del vehículo.

La principal ventaja es que estos coches tienen más autonomía que los eléctricos ya que soportan más kilómetros por cada “recarga” y porque el tiempo que requiere para “recargarlo” es similar al de un coche diésel o gasolina, por lo tanto tarda infinitamente menos que uno eléctrico.

¿Se implantará en nuestra sociedad?

Todavía queda tiempo para que este tipo de coches sea una alternativa real y tangible. En España el principal handicap para el uso de estos vehículos es la falta de hidrogeneras en las que poder repostar. Actualmente solo hay 6 que se encuentran en Sevilla, Zaragoza, Huesca, Albacete y Puertollano. No obstante, está previsto que para 2020 haya abiertas unas 20 y que para 2030 circulen por nuestras carreteras unos 140.000 coches de hidrógeno.

Otro de los motivos por los que todavía no está clara la implantación de estos coches es porque actualmente sólo existe en España un coche de hidrógeno: el Hyundai Nexo, que parte de los 69.000 euros; una cuantía económica a la que no todo el mundo puede hacer frente. Además, a este gran desembolso inicial hay que sumarle el precio del combustible: entre 9 y 10 euros por kilo de hidrógeno, que te permite recorrer unos 100 kilómetros.

No obstante, si algo es seguro es que, poco a poco, la sociedad apuesta por una conducción más sostenible y debemos entre todos caminar hacia un futuro libre de contaminantes. Cuéntanos, ¿comprarías un coche de hidrógeno? 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*