Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

¿Por qué el embrague del coche da tirones?

¿Por qué el embrague del coche da tirones?

En verano las averías aumentan de manera considerable. El calor debilita la salud de nuestro coche, sobre todo si hace tiempo que no lo revisamos como es debido. Por ello, es fundamental acudir al taller antes de salir de viaje, para evitar posibles sustos en carretera que desemboquen en accidentes mortales. En Autingo sabemos que lo de llevar el coche al taller resulta tedioso y que es uno de los motivos por los que nos vamos de viaje sin revisarlo. Pero para ello existen servicios como el de Recogida y Entrega a través del cual Autingo se encarga de llevar tu coche al taller y devolvértelo una vez reparado. Y totalmente gratuito. Esto son ventajas que hay que tener en cuenta y que ayudan a que tu viaje sea más tranquilo y seguro.

Uno de los elementos más importantes que debes revisar es el embrague, ya que es fundamental en el funcionamiento del coche puesto que es el encargado de transmitir el giro de motor a la caja de cambios. El embrague es el primer elemento de la transmisión y al ser vital en el funcionamiento del vehículo debe estar siempre en buen estado, sin excusas. Además de este, como ya dijimos en nuestro blog, otros elementos a revisar sí o sí son: amortiguadores delanteros y traseros, bomba de agua, pastillas de freno, termostato, cargar el aire acondicionado, cambiar los 4 filtros y el aceite de motor, cambiar el aceite de la caja de cambios, cambiar el líquido anticongelante y el líquido de frenos.

Pero teniendo en cuenta la importancia del embrague, hoy en Blog Autingo nos centraremos en el embrague del coche y por qué puede darte tirones en algún momento.

¿El embrague te da tirones?

Hablamos de tirones en el embrague cuando hay una alternancia de pares en la fase de resbalamiento que provoca la vibración de la línea motriz. Esto es que en lugar de resbalar de manera suave, el embrague se engancha de repente y pierde el contacto. El conductor lo nota a través de sacudidas que no son habituales en el vehículo y por movimientos vibratorios que tienen su origen en distintas causas. Además del fallo en el embrague, un ajuste deficiente del motor o el desgaste del soporte del motor o la caja de cambios puede impedir que el embrague se engrane suavemente. Además, si el disco de embrague tiene un montaje incorrecto también puede provocar estos tirones. A continuación analizamos algunas causas:

  • Forros contaminados con aceite o grasa: esta es una de las posibles causas debido a que la junta del motor este dañada; haya demasiada grasa en el eje de accionamiento; haya una fuga en el sistema de accionamiento hidráulico; o que haya contaminación en las superficies de contacto por un manejo incorrecto. Todo esto puede influir de manera perjudicial sobre los valores de fricción y, por consiguiente, el rendimiento de arranque cuando el embrague está engranado.
  • Daño en el cubo estriado: esto puede estar causado porque el eje de accionamiento y el cubo de embrague se juntaron a la fuerza durante el montaje o por el excesivo movimiento angular durante el montaje de la caja de cambios. Esto puede desembocar en que el disco de embrague no se mueva o se mueva a sacudidas sobre el eje de accionamiento.
  • Carcasa deformada: esto se da debido a que los tornillos de fijación no se apretaron de manera correcta durante el montaje o porque el plato de presión no está centrado correctamente en el volante de inercia. Esto puede provocar una carrera desigual del plato de presión.
  • Ballestas tangenciales deformadas: debido a que la técnica de contraapoyo fue incorrecta al atornillar por ejemplo el plato de presión del embrague o porque haya habido daños durante el transporte de las ballestas.
  • Soportes del motor o caja de cambios desgastados: que ocurra esto puede provocar falsos tirones en la línea motriz durante la puesta en marcha, el cambio de marchas o el cambio de carga. Para evitar esto hay que comprobar siempre si estos componentes presentan señales de desgaste (como grietas en las juntas de goma-metal o juntas dañadas).

No obstante, la mejor manera de comprobar si tu embrague está en perfecto estado es, como ya hemos dicho, yendo al taller. Con Autingo conoces el precio cerrado al instante de la reparación que necesitas y tienes todas las facilidades de pago que puedas imaginar. ¿A qué esperas para viajar con total seguridad? 

1 Comentario

  1. Buen artículo, a nosotros que alquilamos coches siempre tenemos problemas con los embragues porque los clientes nos rascan las marchas!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*