Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

5 averías que puede tener tu coche este verano

5 averías que puede tener tu coche este verano

En plena ola de calor en España no sabemos muy bien dónde meternos, no sabemos si la mejor solución es estar a remojo todo el día o no salir de casa ni para hacer la compra. El verano ha entrado por la puerta grande y ha llegado dispuesto a derretir el asfalto si hace falta. En esta situación hay que tener mucho cuidado, hay que mantenerse hidratado, prestar también mucha atención a nuestras mascotas y evitar grandes esfuerzos físicos bajo el sol. Además, no solo sufrimos nosotros, también lo hacen nuestros coches tal y como hemos comentado días anteriores. El verano es, junto al invierno, la época en la que más atentos debemos estar de nuestros coches, sobre todo si se aparcan a la intemperie. Las altas temperaturas como las que estamos viviendo estos días pueden dañar mucho el sistema del coche y, evidentemente, causar desperfectos en la propia pintura.

Hoy en Blog Autingo te contamos cuáles son las averías más frecuentes en esta época del año para poder anticiparte y revisar estos aspectos antes de llevarte cualquier susto indeseado. Recuerda que si contratas tu cita en el taller con Autingo conocerás al instante el precio cerrado de la intervención y tendrás facilidades de pago. Además, puedes elegir con el servicio Recogida y Entrega que seamos nosotros los que llevemos el coche al taller por ti, para así no tener que enfrentarte al calor tú. Si lo prefieres, también puedes contratar Autingo Premium y tendrás todos los beneficios de un taller de confianza mes a mes, por solo 19,99 euros.

Averías en el coche más comunes en verano

A continuación os contaremos qué 5 averías son las más comunes en tu coche durante esta época del año. Recuerda realizar el mantenimiento de tu coche de manera periódica y, sobre todo, antes de salir de viaje.

  • Aire acondicionado

El aire acondicionado es el principal aliado en verano y, por eso mismo, es el más expuesto a averiarse debido a un uso excesivo. Para que el sistema refrigerante no te arruine las vacaciones debes estar pendiente de la correa de auxiliares, que se encarga de arrastrar el compresor al conectar el aire; el filtro de habitáculo; y estar pendientes también de si hay pérdida de fluido refrigénico, que de ocurrir esto deberás acudir al taller para que se revisen las presiones de alta y baja del aire. Es importante recordar que la temperatura ideal es de unos 24º y que en caso de que se provoque una rotura de filtros o del compresor puede llegar a costarnos 600 euros. Así que, más vale prevenir que curar.

  • Batería

La batería es un elemento primordial para el funcionamiento de nuestro coche por dos motivos: el primero es que es la encarga de proveer de energía eléctrica para poner en marcha el motor de arranque del automóvil; el segundo es que actúa de estabilizador de voltaje del sistema eléctrico del coche. Sabiendo esto hay que tener en cuenta que las altas temperaturas pueden perjudicarla ya que la temperatura óptima para su buen funcionamiento es de 25º. Por este motivo tanto en invierno como en verano se puede alterar esto y dejarnos tirados cuando menos lo esperemos. Para evitar daños en la batería lo ideal es aparcar el coche a la sombra o en garaje, no hacer un uso excesivo del aire acondicionado y, por supuesto, no encenderlo al mismo subir al coche para no forzar el sistema.

  • Neumáticos

El verano es especialmente peligroso para los neumáticos del coche. ¿Por qué? Porque a mayor temperatura, el asfalto está mucho más caliente y existe un mayor riesgo de sufrir un reventón. Además, también acelera de manera notable el desgaste del neumático, por lo que es casi obligado revisarlos antes y después de verano. Por tanto, es fundamental revisar la presión ya que cuanto menor sea esta mayor será la fricción y el consumo de combustible. Revisa también la rodadura del neumático por si es hora ya de cambiarlos, recuerda que debe ser superior a 1.6 mm.

  • Válvula EGR

La función de la válvula EGR es reciclar el combustible que queda en los gases de escape. Reutiliza el combustible que no se ha quemado cuando el motor está funcionando de forma que lo vuelve a meter en la admisión para que se vuelva a producir la combustión dentro del motor. El problema es que en verano, debido a la temperatura alta, aumenta la cantidad de partículas suspendidas en el aire y pueden acabar rompiendo la válvula por acumulación de residuos. Esta reparación podría costar en torno a unos 350 euros.

  • Termostato

Debido a las altas temperaturas el motor es uno de los más afectados y pueden producirse los calentones que desembocan en la parada del vehículo. La función que tiene el termostato y el electro ventilador es controlar, precisamente, la temperatura y el flujo constante de líquido refrigerante del sistema de refrigeración del motor. Por ello, es vital que estos dos elementos estén en buen estado para evitar posibles averías en el motor. El principal indicador de que existen fallos es observar que la aguja de la temperatura sube más de lo normal. La reparación de esto podría costarte unos 330 euros. Lo primordial para evitar esto es aparcar en zonas frescas siempre que sea posible y no someter a un sobre esfuerzo al coche al mismo arrancarlo.

Estas son solo algunas de las averías que más ocurren en esta época del año y que, por tanto, deberías revisar dichas piezas en un taller para que no te ocurra mientras estás de vacaciones o de viaje. No obstante, lo ideal es realizar un mantenimiento completo para descartar cualquier problema.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*