Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

El mantenimiento de tu coche según su kilometraje

El mantenimiento de tu coche según su kilometraje

Conducir es uno de los mayores placeres que existen para los amantes de los coches y, en general, para la mayoría de los conductores. Cuando conduces sientes una autonomía y una independencia que no experimentas con otros medios de transporte. Además, en el coche pasamos momentos inolvidables, viajamos a lugares de ensueño, escuchamos nuestra radio favorita y descubrimos cantantes y discos que se convierten en indispensables. Por todo esto, y por mucho más, el coche es fundamental para nosotros y para nuestro día a día y por este motivo debe encontrarse siempre en perfectas condiciones. Para ello, hay que estar muy pendiente de su comportamiento y acudir al taller en caso de dudar si hay una avería. Con Autingo puedes pedir cita en el taller al instante, conocer el precio de la reparación y obtener facilidades de pago. Otra de las opciones es realizar siempre el correcto mantenimiento a nuestro vehículo en el momento en que le corresponda.

El mantenimiento del coche es uno de los aspectos con los que más dudamos a la hora de llevarlo al taller, ya que no sabemos muy bien qué le corresponde y en qué momento. Sobre todo ahora, en verano, hay que tener mucho más cuidado y prestar mucha más atención al coche puesto que aumentan las averías debido a las altas temperaturas. Por ello, hoy en Blog Autingo te contamos qué tipo de mantenimiento necesita tu coche según tu kilometraje. Are u ready?

Dime tu kilometraje del coche y te digo el mantenimiento que necesitas

Primero de todo hay que dejar claro que cada fabricante establece unos plazos específicos para hacer el mantenimiento correspondiente. No obstante, hay recomendaciones básicas comunes para todos los vehículos.

  • A los 5.000 kilómetros

Cuando se alcanzan los 5.000 kilómetros, por lo general, se debe realizar el primer mantenimiento en el que se incluye: cambiar el aceite de motor, filtro de aire y filtro de aceite; revisar la presión de inflado de neumáticos y la banda de rodadura; completar el nivel de líquidos; ajustar la tensión del embrague, correas del motor y la suspensión; inspeccionar las luces e indicadores del tablero y de la velocidad de marcha mínima.

  • A los 10.000 kilómetros

Si no realizaste el mantenimiento a los 5.000 kilómetros puedes hacerlo a los 10.000 y deberán revisarte: cambiar el aceite de motor, filtro de aire y filtro de aceite; revisar la presión de inflado de neumáticos y la banda de rodadura; completar el nivel de líquidos; alineación, balanceo y rotación de ruedas; verificar el sistema eléctrico, cambiar las escobillas (que debe hacerse cada año), revisar la tensión del freno de estacionamiento y pedal de freno; hacer una inspección de fugas, estado de las articulaciones, rótulas, tuberías y mangueras del vehículo. Esto último debe hacerse con el coche elevado.

  • A los 30.000 kilómetros

A los 30.000 kilómetros hay otro tipo de mantenimiento que hay que hacer sí o sí, aparte de la revisión de aceite y líquidos que hay que hacer de manera periódica y frecuente. Al alcanzar este kilometraje deberán revisar: tensar el embrague y la correa de motor (aire acondicionado, alternador y dirección, ventilador); hacer cambio de pastillas de frenos delanteros y traseros y el cambio de bandas; verificar la tensión y eficacia del freno; inspección del aceite hidráulico y aceite diferencial si tu coche es un 4×4; evaluación y revisión del aire acondicionado; engrase de rodamientos; hacer una alineación con dos balanceos.

  • A los 50.000 kilómetros

A los 50.000 kilómetros también es recomendable realizar una revisión completa: cambiar el aceite de motor, filtro de aire, filtro de aceite, filtro de combustible; pastillas de frenos; líquido de embrague y frenos, bujías de encendido; correas (alternador, aire acondicionado, ventilador); correas de distribución y refrigerante radiador; cambiar correas de repartición y accesorios; sincronización del motor de inyección o del carburador; y ajuste de la suspensión.

  • A los 100.000 kilómetros

Por último, el mantenimiento de los 100.000 kilómetros: realizar alineación con dos balances; hacer sincronización del motor de 4 cilindros de inyección o del carburador; hacer ajuste de la suspensión; cambiar pastillas de frenos, líquido de embrague y frenos, bujías de encendido, cables de alta, correas, revisar radiador y niveles de aceite; si el coche tiene cadenilla habrá que cambiarla a los 120.000 kilómetros.

No obstante, y como te comentábamos antes, lo ideal es que cuando notes un fallo en el coche o un ruido extraño, acudas de inmediato al taller. Mientras tanto, te recomendamos escuchar nuestro podcast de verano para conocer los mejores consejos para esta época del año.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*