Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

¿Cómo volver a la rutina y al trabajo de la mejor manera?

¿Cómo volver a la rutina y al trabajo de la mejor manera?

Sí. La rutina y el síndrome postvacacional ya están aquí, ha sido inevitable y no hemos podido retrasar más las vacaciones. Los más rezagados han esperado hasta la primera semana para volver pero ahora ya todos estamos inmersos en la rutina, intentando engrasar nuestra rueda particular lo más pronto posible. Sabemos que es difícil, que volver siempre cuesta, dejar atrás el sol, la playa, el chiringuito, las horas de lectura, las horas sin hacer nada… de repente volvemos al trabajo y estamos frente al ordenador, como si de repente despertamos del sueño. Pero nada es imposible, habituarse al día a día en tiempo récord es posible y en Autingo te vamos a ayudar con ello. Empezando por tu coche. Como sabes, para empezar bien el día tenemos que estar seguros de que nuestro coche se encuentra en perfecto estado, para ello puedes pedir tu cita en el taller a través de Autingo y conocer al instante el precio cerrado de la intervención.

Con Autingo puedes parar de manera cómodo, pedir que seamos nosotros los que te llevemos el coche al taller con Recogida y Entrega e incluso hacerte Autingo Premium para obtener beneficios exclusivos. Así, sabemos que si tienes total confianza y seguridad en tu coche, te ayudará a empezar el día de la mejor manera. No obstante, hoy en Blog Autingo te damos una serie de consejos para volver a la rutina y al trabajo sin morir en el intento. ¡Vamos!

Consejos para volver a la rutina

Antes de llegar al trabajo, es recomendable llevar a cabo determinados trucos que te ayuden a mentalizarte y así hacer de la vuelta al trabajo algo un poco más agradable:

  • Es altamente recomendable regresar de tu sitio de vacaciones 2 días antes de incorporarte al trabajo.
  • Realizar algunas de las actividades (en el hogar, con nuestra familia…) rutinarias que solemos hacer durante el resto del año.
  • Sabemos que en vacaciones duermes más horas, te acuestas más tarde… por ello, es interesante que esos dos días antes adaptes las horas de sueño al horario habitual de trabajo.
  • Iniciar la actividad laboral los primeros días de manera suave.
  • Afrontar los problemas y cargas de trabajo de manera gradual, intentando establecer objetivos y plazos realistas.
  • Practicar alguna actividad física fuera del trabajo, para que el estrés inicial del trabajo no lo notes tanto.

Consejos para volver al trabajo de la mejor manera

Una vez llevado a cabo los consejos anteriores, ahora te contamos algunos trucos para volver al trabajo:

  • Al mismo levantarte, olvídate de mirar aplicaciones como Twitter, Linkedin y demás. Estas suelen tener más relación con el trabajo y no es conveniente comenzar el día ya con ello. Si puedes, haz ejercicio al iniciar el día para mantenerte activo todo el día; si no puedes, toma un desayuno generoso, recuerda que es la comida más importante del día.
  • Ve con tiempo. No es conveniente estresarse el primer día con los horarios del trasporte público o con el atasco. Es una buena opción poner música o nuestro programa favorito de radio para procurar mantener la calma y el buen humor.
  • Una vez llegues a la oficina tómate tu tiempo para saludar a tus compañeros y ubicarte. Establece prioridades y organiza qué vas a hacer las próximas horas. Lo ideal es que te vayas organizando el trabajo en franjas de horas (por ejemplo, 1 o 2 horas). El correo electrónica es mejor mirarlo una vez ya lleves unas cuantas horas en el puesto.
  • Ordena el espacio de trabajo y mantenlo libre de cosas innecesarias. Ten cerca todo aquello que necesites.
  • Procurar no comenzar el trabajo por la tarea más dura, sino por la más amena y después ir haciendo otras de mayor intensidad, pero de manera gradual.
  • Haz pequeñas paradas y retírate del ordenador. Así evitarás que se te canse la vista demasiado y, también, el dolor de cabeza. Además, a media mañana es recomendable que tomes un café o un té para relajarte y continuar el trabajo de la mejor manera.
  • Sal a la hora indicada. No retrases la salida del trabajo y de camino a casa procurar no pensar en las tareas pendientes del trabajo.
  • Organiza actividades sociales y de ocio para distraerte y juntarte con tus amigos que, quizá, hace tiempo que no ves. También, deberías controlar tu alimentación y volver a hábitos saludables, que sabemos que en verano siempre tendemos a descuidarnos más.
  • Cuando te vayas a dormir, intenta no acostarte muy tarde, sobre todos los primeros días para estar más descansado y llegar al trabajo con mejor actitud.

Todos estos consejos te vendrán muy bien para que llegar al trabajo sea más ameno y no te cueste tanto volver a tu día a día. ¡Tú puedes! 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*