Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

¿Qué podemos hacer por el medio ambiente?

¿Qué podemos hacer por el medio ambiente?

El próximo 16 de septiembre se celebra el Día de la Preservación de la Capa de Ozono, un día que deberíamos todos tener muy en cuenta y concienciarnos cada vez más con él. Actualmente, la contaminación es una de las causas principales en la aceleración del cambio climático y de daño al medio ambiente y es uno de los temas y debates más candentes en la actualidad, tanto a nivel social como nivel político. Además, la contaminación afecta de manera directa al ser humano ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que hay una estrecha relación entre la salud respiratoria y cardiovascular y los niveles de polución del aire. La OMS también asegura que 9 de cada 10 personas en el mundo respiran aire contaminado y que al año mueren por contaminación ambiental en torno a 7 millones de personas. En España estas cifras se traducen a que un 3% de las muertes que se producen cada año en nuestro país están causadas por factores asociados a la contaminación atmosférica, lo que significa que cerca de 100.000 muertes al año en nuestro país es por este motivo. 

Entre los contaminantes más peligrosos están el dióxido de nitrógeno, que provoca más de 6.000 muertes en España; o las partículas del aire procedente por ejemplo de los tubos de escape que provoca más de 2.500 fallecimientos prematuros. Además, la contaminación también es responsable del desarrollo o del empeoramiento de enfermedades respiratorias como el cáncer de pulmón, las neumonías o el asma.

Todos estos motivos son suficientes como para ponernos en alerta y tener muy presente este tema en nuestro día a día ya que no existe una concienciación real pese a los datos, como ya hemos dicho: 100.000 muertes al año en España. Una concienciación que sí existe por ejemplo con la conducción (1.200 personas mueren por accidentes de tráfico) o el tabaquismo (50.000 muertes).

¿Qué medidas debemos tomar ante la contaminación atmosférica?

Por supuesto, hay medidas globales que se deben tomar y que deben partir de los gobiernos para regular las actividades industriales; pero, nosotros, de manera individual también podemos contribuir a frenar este cambio climático que cada vez es más patente.

  • Usar el transporte público: según la Asociación de Empresas Gestoras de los Transportes Urbanos Colectivos, el uso del transporte público evita la emisión de hasta 5 millones de toneladas de CO2 al año. Una cifra que habla por sí sola. En España contamos con una muy buena red de transporte público que, por lo general, es bastante asequible. Deberíamos comenzar a utilizar más el transporte público y usar el coche o la moto únicamente en casos necesarios e inevitables. Evitar, por supuesto, los trayectos cortos en coche que, además, te reportará también un ahorro en combustible.
  • Si usas el coche, compártelo: piensa en la cantidad de veces que has estado en un atasco y, al igual que tú, la mayoría de coches iban ocupado por una sola persona. Posiblemente, la mayoría de los coches que vieras estuvieran así. Esto, además de contribuir a que se formen muchos más atascos debido a que hay más cantidad de coches circulando, también es un aumento de la contaminación debido a los gases contaminantes. Por ello, desde Blog Autingo recomendamos que compartas tu coche en tus trayectos diarios o esporádicos. Por ejemplo, ponte de acuerdo con tus compañeros de clase o de trabajo para compartir el coche y, por supuesto, los gastos de gasolina. O si vas a realizar un viaje y tienes hueco en el coche, también puedes compartirlo a través de aplicaciones como BlaBlaCar o Amovens.
  • Opta por un eléctrico: son muchas las ventajas que tiene el utilizar un coche eléctrico, a pesar de que el desembolso inicial es mayor pero que después de ve recompensado por otras cualidades. La ventaja más evidente es que al no requerir ningún tipo de combustible y funcionar mediante electricidad, el gasto de la gasolina se suprime. Y la otra ventaja que más nos interesa en este caso es que la contaminación que emiten los coches eléctricos es escasa, por no decir completamente nula, ya que no tienen apenas gases contaminantes. Además, también se limita la contaminación acústica ya que son mucho más silenciosos e incluso no emiten ruido alguno. Por último, este tipo de coches pueden utilizar el carril Bus-VAO por lo que hay muchos atascos que podrás “saltarte” y también podrás acceder a la ciudad cuando haya restricciones debido a la superación del límite de contaminación.
  • Transporte alternativo, la bicicleta: otra de las opciones que podemos tener para evitar el uso del coche, es usar la bicicleta. Cada vez más las ciudades están preparadas para la circulación de estas a través de vías y rutas verdes. Además, la bicicleta no reporta gastos y es muy beneficiosa para tu salud. Ganas tú y gana el medio ambiente, ¿no crees?

Con estas medidas se puede ir paliando poco a poco el cambio climático y reducir la contaminación pero, como ya hemos dicho, es importante concienciarse del problema de manera seria y ser proactivos para cuidar del medio ambiente. No obstante, si por trabajo debes utilizar el coche sí o sí, un buen método para controlar las emisiones y reducir la contaminación es teniéndolo siempre en buen estado, ¿cómo? Con un buen mantenimiento. Pide cita en Autingo y podrás mantener tu coche a punto.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*