Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

Amortiguadores: cómo funcionan y cómo repararlos

Amortiguadores: cómo funcionan y cómo repararlos

Los amortiguadores son una pieza fundamental en el coche, gracias a ellos se absorben la gran parte de las irregularidades del terreno y palian las vibraciones y el malestar de los ocupantes de los vehículos. Los amortiguadores forman parte del sistema de suspensión y controlan los movimientos para convertir la energía cinética en térmica.

¿Para qué sirven los amortiguadores?

Los amortiguadores se encargan de absorber las fuerzas que se producen por el peso y la rueda, y las reacciones del muelle. Estos funcionan gracias a un pistón que se desliza por un cilindro, el cual esta lleno de aceite. Para que el amortiguador funcione perfectamente es necesario que el aceite pase de un lado a otro del pistón para que este pueda moverse. En funcionamiento el amortiguador sigue los movimientos de subida y bajada de la rueda. Para que el principio de funcionamiento del amortiguador sea completo, se debe tener en cuenta el volumen de la varilla que se desplaza con el pistón. Según se mueve el pistón, los volúmenes de fluido a ocupar en ambas cámaras no son iguales, según el desplazamiento, hay que sumar o restar el volumen de la varilla que entra o sale en la cámara. Para equilibrar la diferencia de volumen, los amortiguadores, en su parte superior, están llenos de gas, que absorbe las diferencias de volumen entre las cámaras.

Unas de las principales funciones de los amortiguadores son controlar las oscilaciones de la suspensión para ganar adherencia a la vía, mejorar la estabilidad y reducir la distancia de frenado. Es muy importante que los amortiguadores traseros y los amortiguadores delanteros se encuentren en perfecto estado ya que si están demasiado rígidos se reducirá el confort, y si están demasiado blandos se puede perder el control del vehículo fácilmente. Además, si los amortiguadores están desgastados podemos poner en peligro nuestra seguridad y la del resto de conductores.

¿Cómo saber si los amortiguadores están en mal estado?

Los recomendable es cambiar los amortiguadores a los 80.000 kilómetros, aunque es necesario hacerles revisiones periódicas anteriormente para asegurarnos de que está todo en orden. No obstante, existen algunas maneras para saber si los amortiguadores del coche están desgastados, te las enumeramos a continuación:

  • Rebote del coche: el rebote actúa en consecuencia de la dureza de la suspensión y los reglajes, pero si notas un incremento del rebote de tu coche cuando pasas por baches o irregularidades en el camino es probable que tengas problemas en los amortiguadores.
  • Actúa raro al coger curvas o frenar de manera fuerte: cuando realizas una frenada fuerte y el chasis se desplaza de forma horizontal de un lado a otro es porque tienes un desgaste excesivo de los amortiguadores.
  • Desgaste extraño de los neumáticos: si notas que tus neumáticos se han desgastado únicamente en los extremos o en el centro (es decir, de manera irregular), es probable que necesites alinear los ejes. También puede ser que exista una fuga de aceite en un amortiguador, un cojinete en mal estado o que uno de los brazos de la suspensión haya cedido.
  • Ruidos poco frecuentes al pasar por baches: si al pasar por un bache notas un ruido extraño que antes no escuchabas… es síntoma del mal estado de los amortiguadores.
  • Coche desnivelado: si el coche circula desnivelado es evidente que tiene un problema en la suspensión y es probable que uno de los ejes o de las ruedas estén en mal estado. La inclinación puede darse a derecha-izquierda, hacia delante-atrás, por ello, lo mejor es situar el vehículo sobre un terreno llano para comprobar si existe desnivel.

¿Cómo reparar un amortiguador?

Tras haber identificado el mal estado, el siguiente paso es repararlos o cambiar nuestros amortiguadores. Debemos destacar que lo ideal es acudir a un taller mecánico para que lleven a cabo el cambio o la reparación de los amortiguadores. No obstante, te contamos aquí cómo reparar por ti mismo el amortiguador de tu coche. Debes tener en cuenta que los amortiguadores que se pueden reparar son los hidráulicos ya que los de gas no lo permiten: 

  • El primer paso es perforar con una broca 1/32 alrededor de unos 4 cm de la parte inferior del amortiguador (el émbolo no debe estar comprimido). Así, llegamos a la cámara en la que está ubicado el aceite.
  • Una vez tengamos el orificio hecho, se tira el aceite viejo y se llena un recipiente con el fluido nuevo. Cada amortiguador cuenta con un litro de aceite aproximadamente.
  • Tras esto comprimimos el émbolo completamente (lo empujamos hasta su punto más bajo). Introducimos al recipiente con aceite y estiramos el émbolo de manera completa. Con esto se recarga el amortiguador puesto que por el agujero se succiona el aceite.
  • Tapa fuerte con el dedo el orificio para que el fluido no se salga de la cámara y procede a bajar el émbolo lentamente.
  • Por último, se suelda el agujero con electrodos con un amperaje bajo, con sumo cuidado, con soldadora eléctrica no con autógena, que esta calienta demasiado el metal.

¿Cuáles son las mejores marcas de amortiguadores?

Existen distintas marcas de amortiguadores para tu coche que te garantizan una seguridad y una calidad 100%. En Blog Autingo te recomendamos especialmente estos cuatro:

  • SACHS: los amortiguadores SACHS destacan por la seguridad y precisión con la que cuentan sin renunciar al confort. Fabricantes como Mercedes Benz o BMW apuestan por esta marca para sus vehículos. Estos amortiguadores se han orientado a la comodidad de los ocupantes pero, a su vez, son bastante firmes. Además, poseen un gran rendimiento a lo largo de la vida útil de la pieza.
  • KyB: los amortiguadores Kyb poseen una calidad que poco tienen que envidiar a otras marcas más reconocidas a priori. KYB se ha convertido en fabricante de referencia a nivel mundial, y destacan en industrias como la automoción, la aeronáutica o la ferroviaria.
  • Monroe: para la construcción de los amortiguadores Monroe se emplean las tecnologías más innovadoras y punteras diseñadas para su instalación en vehículos de todos los segmentos dentro de  un buen número de marcas, adaptándose y cumpliendo siempre con las especificaciones de cada vehículo marcadas por el fabricante original.
  • Bilstein: una de las características principales de los amortiguadores Bilstein es que actualmente desarrolla junto a los principales fabricantes de vehículos amortiguadores que se adaptan de manera específica a los requerimientos de cada marca. 

Talleres mecánicos donde cambiar los amortiguadores

 

Cambiar amortiguadores en Alicante

Cambiar amortiguadores en Alicante

Cambiar amortiguadores en Córdoba

Cambiar amortiguadores en Córdoba

Cambiar amortiguadores en Madrid

Cambiar amortiguadores en Madrid

Cambiar amortiguadores en Málaga

Cambiar amortiguadores en Málaga

Cambiar amortiguadores en Valencia

Cambiar amortiguadores en Valencia

Cambiar amortiguadores en Barcelona

Cambiar amortiguadores en Barcelona

 

 

 

 

 

 

Estés donde estés, en España tenemos una Red de Mecánicos Recomendados en los que podrás cambiar los amortiguadores de tu coche a un precio cerrado. Dependiendo del modelo de tu coche y de la marca que desees el precio variará, no obstante te recomendamos talleres en Madrid, Valencia, Barcelona, Málaga, Córdoba, Alicante y muchas más ciudades en www.autingo.es, ¡Te esperamos!

Suscríbete para recibir más noticias de nosotros

Responsable: ANJANA INVESTMENTS, S.L.U. +info | Finalidad: envío de información solicitada +info | Legitimación: consentimiento del interesado +info | Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidore Digital Ocean, Azure y Google +info | Derechos: a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional +info

1 Comentario

Pingbacks

  1. […] se encarga de absorber todas las irregularidades del terreno por el que se circula. El principal elemento en la suspensión son los cuatro amortiguadores, uno en cada esquina del vehículos, que están rodeados por muelles que se contraen y expanden […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*