Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

Verano: el mejor mantenimiento para tu coche

Verano: el mejor mantenimiento para tu coche

El verano es una estación en la que el calor está en boca de todos. Este año será menos caluroso pero seguirá habiendo temperaturas altas y hay cosas que debemos tener en cuenta. Nuestro coche siempre necesita estar en buenas condiciones, los 365 días del año, pero bien es cierto que en verano hay que realizar algunas revisiones para evitar averías. Como hemos comentado otras veces, y al igual que pasa con nosotros, el coche sufre con el exceso de calor –y con el exceso de frío– y pueden ocasionarse averías mientras viajamos, algo que no queremos que suceda. 

En Autingo nos preocupamos por tu coche y por seguir cada kilómetro a tu lado, apoyando a nuestros conductores en todo momento. En caso de cualquier incidente, a través de nuestra web se puede reservar cita en pocos clics, conociendo al momento el precio cerrado de la reparación. Hoy, además, en Blog Autingo te damos algunos consejos para el correcto mantenimiento del coche en verano

¿Cómo mantener el coche en verano?

Hay diferentes elementos que debemos tener en consideración antes de salir de viaje y, en general, en verano

  • Neumáticos: por supuesto, los neumáticos y su presión es uno de ellos. Si las ruedas de tu coche están desinfladas aumentará el gasto de gasolina y, sobre todo, menos efectivas en las frenadas. La presión necesaria debe ser en base al fabricante, aunque por lo general está en torno a 2.5 bares. Además, revisa también regularmente que el dibujo del neumático tiene la profundidad indicada. 
  • Frenos: las pastillas de freno suelen ser de los elementos que cuando deben ser cambiada se ilumina el aviso en el tablero del salpicadero. Pero si no, cada 20.000 kilómetros es aconsejable revisarlas para ver que todo está en orden. Su cambio se aconseja –si todo va bien– a los 100.000.
  • Suspensión: Los amortiguadores son importantes para un viaje confortable. Se encarga de absorber todas las irregularidades del terreno por el que se circula. Este elemento se debe cambiar a la vez, es decir, los cuatro amortiguadores a la vez (a no ser que haya problemas en alguno en concreto) y cada 60.000 kilómetros aproximadamente. Esta es una de las piezas que no solemos revisar pero que es bastante importante para nuestra seguridad.
  • Batería: la batería es un elemento que sí o sí deberás revisar este verano, sobre todo habiendo tenido el coche parado durante meses debido al confinamiento. Por ello, lo ideal es revisar si necesita recarga o ser cambiada por una nueva
  • Líquidos: en toda revisión se debe sustituir el aceite y el filtro, y no olvidar de cambiar el líquido de frenos al menos a los 80.000 kilómetros.
  • Luces: antes de cada viaje, debes comprobar que todas las luces funcionan correctamente y cambiarlas en caso de que alguna falle.
  • Aire acondicionado: y, por último, el aire acondicionado debe ser revisado y cargado si corresponde (algo que suele hacerse cada dos años) para que no te falle cuando más lo necesites, que será mucho este verano. 

Consejos para viajar en verano

Una vez sabido cuál es el mantenimiento básico a realizar en verano, ahora te daremos algunos consejos para conducir de manera confortable durante estos meses.

  • Uno de los trucos para no morir en el intento de conducir es aparcar a la sombra. Así, al volver a coger el coche evitarás sufrir al tocar el volante o el cinturón. Cuando se deja el coche al sol se eleva demasiado la temperatura en el interior del vehículo y, recuerda, que dejar elementos como botellas de agua de plástico puede resultar peligroso. 
  • Si no tienes más remedio que dejar el coche al sol, un truco para paliar un poco ese efecto invernadero es dejar una rendija de las ventanillas abiertas, pero ojo que no sea lo suficiente como para que alguien pueda abrirlo. Así, conseguirás que circule el aire en la cabina y la sensación de asfixia será menor al volver. 
  • Antes de iniciar la marcha, es aconsejable abrir ventanas y puertas durante unos minutos para que el calor salga y se oxigene un poco el habitáculo. 
  • Recuerda no activar el aire acondicionado a la máxima potencia al mismo subir al coche, gastarás más combustible y no servirá de nada hasta que el motor no se haya calentado un poco tras circular unos kilómetros.
  • Un elemento bueno para evitar que el sol incida tanto en nuestro vehículo es utilizar parasoles. Así, al reflejar la luz solar del coche la temperatura disminuirá. 

Además, desde Blog Autingo te recomendamos escuchar nuestro #PodcastVerano en el que te damos muchos más consejos y te recomendamos rutas de viajes increíbles para fomentar el turismo nacional que tanta falta hace. 

 

Suscríbete para recibir más noticias de nosotros

Responsable: ANJANA INVESTMENTS, S.L.U. +info | Finalidad: envío de información solicitada +info | Legitimación: consentimiento del interesado +info | Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidore Digital Ocean, Azure y Google +info | Derechos: a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional +info

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*