Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

¿Por qué revisar neumáticos y frenos antes de salir de viaje?

¿Por qué revisar neumáticos y frenos antes de salir de viaje?

Este año, debido a las circunstancias, se debe fomentar el turismo nacional en verano. Por ello el viaje en coche tomará mucha más importancia de la que ya tiene. Gran parte de los ciudadanos utilizarán su coche para hacer pequeñas escapadas a la playa o para hacer rutas costeras o de interior, según gustos. Lo que está claro es que el automóvil será de vital importancia en España este verano. Por este motivo, será fundamental que el coche esté en buen estado y que tanto los neumáticos como los frenos estén perfectamente. Los neumáticos son el elemento más cercano a la carretera y que absorben todos los impactos que pueda haber en ella. Los frenos, por su parte, es la pieza que se encarga de parar el vehículo y, por tanto, uno de los elementos de seguridad más importantes.

Hoy en Blog Autingo te contamos la importancia de llevar siempre en buen estado los frenos y los neumáticos y cómo revisarlos antes de salir de viaje. Ten todo esto en cuenta antes de viajar este verano y te evitarás quebraderos de cabeza. No obstante, si durante tus vacaciones tienes algún imprevisto con tu coche, en Autingo puedes pedir cita en pocos clics en el taller que mejor te venga. Estés donde estés, Autingo va contigo.

¿Cómo revisar los neumáticos este verano?

Antes de salir de viaje, sea cual sea la estación, es casi obligado revisar los neumáticos. Cabe destacar que aproximadamente el 15% de las averías en verano están relaciones con los neumáticos en mal estado. Además de posibles averías si no los revisas también sufrirás un incremento del consumo de combustible bastante considerable.

  • En primer lugar, comprueba qué tipo de neumáticos lleva tu coche. Si todavía llevas los de invierno, quizá sea conveniente cambiarlos por los de verano o mixtos. La ventaja de los neumáticos mixtos es que ahorras dinero porque no realizas el cambio estacional y que, además, están preparados en caso de pillar una tormenta de verano, algo bastante habitual según la zona en la que te muevas con el coche.
  • Posteriormente debes revisar la banda de rodadura, comprueba que la goma se encuentra en perfecto estado y que no presenta durezas o fisuras. Te recordamos que el dibujo de la banda de rodadura debe tener al menos 1,6 mm de profundidad. No cumplir con esta normativa puede salirte muy caro.
  • Por otro lado, revisa la presión y la válvula del neumático. La presión es algo que debes comprobar cada mes y ajustarla en caso de que sea insuficiente. En verano, debido al calor, la presión de los neumáticos aumenta y, por ende, el riesgo de reventones. Además, unos neumáticos con presión baja aumentan el consumo de combustible. Debes comprobar también que la válvula está en buen estado ya que si tiene problemas no servirá de nada que ajustes la presión ya que se perderá.
  • Equilibra y alinea los neumáticos en un taller. Con ello evitarás vibraciones y conseguirás que ni el volante ni la dirección las sufran. Además, la alineación adecuada evita problemas de sobreviraje y de subviraje, lo que asegura un mejor desempeño del coche y mayor seguridad.
  • Si lo consideras necesario, realiza una rotación de neumáticos para alarga su vida útil. Es recomendable hacerlo cada 10.000 o 15.000 kilómetros.
  • Por último, y no por ello menos importante, debes comprobar que la rueda de repuesto está también en perfectas condiciones por si tuvieras que necesitarla en tu viaje.

Además, te recordamos que tras el confinamiento y el haber tenido el coche parado tanto tiempo… seguramente hayas necesitado o necesites una revisión. Por eso, no olvides revisar tus neumáticos en ella.

La importancia del sistema de frenado

Igual de importante, o más, que los neumáticos es el sistema de frenado. Este es uno de los principales sistemas de seguridad del coche y son el principal medio de protección cuando estamos conduciendo. El sistema de frenado es el encargado de disminuir la velocidad y detener el vehículo y, por ello, debe funcionar al 100%. Existen dos tipos de frenos:

  • Frenos de tambor: se encuentran en la propia rueda y son los que se han utilizado históricamente hasta los años 60 que empezaron a sustituirse en el eje delantero por los frenos de disco. Los frenos de tambor se sobrecalientan muy rápido y tienen tanto un mantenimiento como un montaje más complicado. Además, la frenada con este tipo de sistema es menos progresiva. La ventaja es que su desgaste es bastante menor que las pastillas de freno.
  • Frenos de disco: estos se pueden montar tanto dentro como fuera de las ruedas. Se refrigeran mucho mejor que los anteriores y la frenada es más progresiva y eficaz. No obstante, este sistema requiere un mantenimiento y una revisión más frecuente ya que las pastillas de freno deben cambiarse cuando el grosor esté por debajo de los 2mm.

Cabe destacar, que los vehículos más nuevos (y todos los que se fabriquen a partir de este año) cuentan con el sistema de frenado automático, algo muy importante para reducir los accidentes (se estima que se evitan unos 120.000 al año en Europa).

El sistema de frenado automático, por lo general, utiliza sensores que identifican posibles obstáculos (personas, animales, objetos…). Estos sensores evalúan la posibilidad de impacto (algo primordial ya que calcula el riesgo de impacto en base a la velocidad y distancia de ambos). Así, si existe un riesgo de colisión, se envía una señal (visual y sonora) al conductor para que frene o desvíe la trayectoria. Pero en caso de que el conductor no actúe ante el aviso, el sistema de frenado automático se activará y va disminuyendo la velocidad de forma adecuada para evitar la colisión.

Sea cual sea el sistema de freno que utilices, es muy importante conducir con la máxima atención a la carretera y, por supuesto, que tu vehículo en general se encuentre en buen estado. Una vez sabido esto… ¡a viajar y a disfrutar! 

Suscríbete para recibir más noticias de nosotros

Responsable: ANJANA INVESTMENTS, S.L.U. +info | Finalidad: envío de información solicitada +info | Legitimación: consentimiento del interesado +info | Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidore Digital Ocean, Azure y Google +info | Derechos: a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional +info

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*