Contáctanos en [email protected] o 91 761 38 25

Temporal Filomena: ¿qué pasa con el coche?

Temporal Filomena: ¿qué pasa con el coche?

Tras el paso de Filomena por España son muchos los destrozos que ha dejado y también son bastantes los interrogantes que muchos conductores se hacen. Una nevada que ha alcanzado picos históricos en todo el país y que ha dejado la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha como las grandes damnificadas. Bien lo saben los centenares de conductores que se quedaron atrapados dentro de sus coches por cortes en las carreteras en Madrid debido al temporal. Filomena ha convertido a la capital en una ciudad intransitable para vehículos y muchos de ellos han sufrido daños debido a desprendimientos de ramas de árboles o bloques de hielo de las cornisas.

Y con todo esto, ¿qué ocurre? ¿Cubre el seguro los desperfectos ocasionados en el vehículo? ¿Cómo se conduce de manera segura ante esta situación? ¿Qué hacer si el vehículo está congelado? Hoy en Blog Autingo respondemos a estas cuestiones para que no tengas ninguna duda de cómo actuar tras Filomena.

¿Cubre el seguro los daños en el coche producidos por el temporal?

La conclusión a la que han llegado desde el Consorcio de Compensación de Seguros es que «los daños más habituales de este temporal sufridos en los coches deberán cubrirse por los seguros privados de cada ciudadano si así se determina en las condiciones del contrato». Por tanto, la administración pública no cubre este tipo de daños. Además, cabe destacar que «en el caso de la nieve no es necesario que se cumplan unos límites mínimos de cantidad para poder reclamar al seguro, a diferencia de otros fenómenos atmosféricos como el viento o la lluvia». Por tanto, los conductores deberán ponerse en contacto con sus aseguradoras y determinar los daños y las coberturas de sus pólizas.

En el caso de que el daño haya sido provocado por un árbol que ha caído sobre el coche, lo adecuado es que el asegurado tenga incluida una garantía extra en su póliza por daños meteorológicos, especificando si son causados por nieve, granizo o hielo. Aunque, según apuntan, «se podría explorar pedir responsabilidades a la Administración propietaria del suelo donde esté el árbol que ha provocado los desperfectos”.

¿Qué hacer si el coche está congelado?

Lo más normal es que tras Filomena, cuando vayas a por tu coche este esté cubierto de nieve, con hielo en el cristal, con la cerradura congelada o, incluso, puede que el mando no funcione. Lo más recomendable es que se descongele la cerradura aplicando un poco de alcohol o calentando con un mechero un poco la llave. Una vez ya se pueda abrir, lo mejor es arrancar el coche durante unos minutos antes de emprender la marcha. De esta manera tanto el motor como el resto de componentes cogerán temperatura. Una vez hecho esto, se debe poner la calefacción con el efecto antivaho y dirigir el aire caliente al parabrisas delantero para que ayude a la descongelación de la luna.

Para quitar el hielo de la luna lo más recomendable es echar alcohol y retirarlo con una rasqueta o un cartón duro. Es importante tener claro que NO se debe echar agua caliente ya que puede provocar la rotura del cristal debido al cambio de temperatura. Y tampoco se deben utilizar los propios limpias para quitar el hielo.

¿Cómo arrancar el coche en frío?

Lo más seguro es que cuando vayas a arrancar el coche notes que le cuesta más de lo habitual. Es algo totalmente normal tras estar varios días parados y congelado. Por tanto, lo mejor es no forzarlo y tener paciencia. Lo ideal es que si es un coche diésel se dé el contacto antes de la ignición en varias ocasiones. Solo se debe de arrancar una vez desaparezca definitivamente el icono del muelle amarillo de la instrumentación. Una vez el motor haya arrancado hay que dejarlo al ralentí unos minutos, tal y como hemos comentado anteriormente.

Por supuesto, lo que debes evitar es insistir constantemente en el arranque o dar acelerones y revolucionar en exceso el motor una vez ya esté en marcha.

¿Cómo conducir de manera segura sobre nieve o hielo?

Con el hielo y la nieve quitados, el coche en marcha y con la temperatura óptima… emprendemos la marcha. Pero, ¿cómo hacerlo de forma segura? Es muy peligroso conducir en este escenario y debemos recordar que se debe evitar en la medida de lo posible. No obstante, existen algunas recomendaciones que nos ayudarán. Importante: verificar si necesitas el uso de cadena para las zonas por las que transites.

Para conducir de manera segura debes hacerlo sin tener reacciones bruscas, ni acelerones ni desacelerones, además los giros deben ser progresivos para mantener la capacidad de tracción y dirección. Además se debe emplear marchas altas para favorecer la conducción suave.

Por supuesto, se debe aumentar al máximo la distancia de seguridad e ir por debajo de la velocidad máxima permitida para evitar posibles colisiones. Ayuda mucho también seguir las trazadas y surcos que ya hayan realizado otros vehículos para conseguir una mayor adherencia.

Además, es importante que el vehículo esté en buen estado antes de conducir en estas condiciones. Si crees que tiene algún fallo lo más seguro es que a través de Autingo pidas cita en tu taller elegido y poner solución cuanto antes.

Suscríbete para recibir más noticias de nosotros

Responsable: ANJANA INVESTMENTS, S.L.U. +info | Finalidad: envío de información solicitada +info | Legitimación: consentimiento del interesado +info | Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidore Digital Ocean, Azure y Google +info | Derechos: a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional +info

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*